British Airways contra la cuarentena decretada por el gobierno de Boris Johnson