dreamair
STC Aviation Services, +34 619 887 211

La Comunidad de Madrid impulsa la Ley de Instalaciones Aeroportuarias

La Comunidad de Madrid impulsará, con la puesta en marcha del Aeródromo del Suroeste, que se ubicará en el municipio del El Álamo, la aviación de negocios hasta alcanzar niveles económicos similares a los que se generan en países europeos. El Consejo de Gobierno de la Comunidad acordó a mediados de febrero enviar al Consejo Económico y Social (CES) el Anteproyecto de Ley de Instalaciones Aeroportuarias para su revisión.

Según informó la Comunidad de Madrid, esta futura norma pretende dotar a la región de los recursos jurídicos y administrativos adecuados para gestionar los aeropuertos y helipuertos que sean competencia regional. En el ámbito europeo la aviación de negocios aporta más de 20.000 millones de euros, aportando al PIB de cada país un 0,2% de media, mientras que España está por debajo de este nivel, siendo en Madrid un 0,1% del PIB de la región.

 

La primera gran infraestructura aeroportuaria que se pondrá en marcha, una vez entre en vigor esta ley, será el futuro Aeródromo del Suroeste, cuyo Plan Director está en fase de redacción, y que albergará a las escuelas de aviación y los vuelos de negocio, y que estará rodeado de un importante desarrollo industrial y logístico.

 

Con esta ley el Gobierno regional desarrolla una competencia recogida en el Estatuto de Autonomía cuyo objeto es regular la planificación, autorización, construcción, gestión, y régimen de inspección y control de las instalaciones aeronáuticas competencia de la región, es decir, las que se encuentren dentro del territorio madrileño, y que no tengan la calificación estatal de interés general ni realicen actividades comerciales.

 

Registro de Instalaciones Aeroportuarias

La futura ley incluye la reivindicación histórica de la Comunidad de Madrid de participar en la gestión del Aeropuerto de Barajas junto a la Administración Central del Estado, así como en cualquier otro aeropuerto de interés general situado en el territorio madrileño en el que se acuerde una gestión compartida. Recientemente, el Ministerio de Fomento ha propuesto además a la Comunidad la posibilidad de participar en la gestión empresarial de Barajas junto a la iniciativa privada.

 

Con esta nueva ley, el Gobierno regional pretende desarrollar las competencias autonómicas en materia de infraestructuras aeroportuarias y creará un Registro de Instalaciones Aeroportuarias donde tendrán que inscribirse todos los aeropuertos y helipuertos que obtengan la autorización de funcionamiento por parte de la Consejería de Transportes e Infraestructuras.

 

La construcción, modificación relevante, apertura al tráfico o cierre de un aeropuerto o helipuerto en la región requerirá la autorización de la Comunidad, que será otorgada en un plazo de seis meses, entendiéndose concedida en caso de silencio administrativo. Esta medida pretende agilizar la tramitación de las autorizaciones de funcionamiento. Para lograr esta autorización, la Administración regional revisará desde los proyectos constructivos hasta las instalaciones para comprobar que éstas cumplen los requisitos técnicos necesarios para su funcionamiento, cuentan con la certificación de compatibilidad de utilización del espacio aéreo y cumplen la legislación urbanística y medioambiental.

 

Plan Director

Las instalaciones aeronáuticas contarán con un Plan Director que delimitará su zona de influencia incluyendo un análisis del tráfico aéreo previsto, la localización de las zonas de servicio y las infraestructuras terrestres de acceso a la instalación, así como de las necesidades futuras en todos estos aspectos.

Este Plan Director delimitará el ámbito territorial que pueda verse afectado por las servidumbres aeronáuticas e incluirán un análisis de repercusión económica en la zona, se revisarán  incluir modificaciones y deberán actualizarse, al menos cada ocho años. La Comunidad ejercerá las labores de inspección de las infraestructuras aeroportuarias de su competencia con la finalidad de garantizar su buen funcionamiento y la futura norma establece también un régimen sancionador para el caso de infracciones.

 

El primer aeródromo autorizado será el futuro Aeródromo del Suroeste que se ubicará en una parcela situada entre la M- 404 y la R-5, en los términos municipales de El Álamo y Navalcarnero y supondrá el desmantelamiento definitivo del aeródromo de Cuatro Vientos, absorbiendo las operaciones de aviación de escuelas y las de negocios que operan en la Base Aérea de Torrejón.

 

Edición: José Fernández