dreamair

El Aeropuerto de Teruel tendrá un hangar que podrá acoger dos Airbus A380

teruel 2

Hangar utilizado por la empresa Tarmac Aragón, filial de Tarmac Aeroservices, concesionaria de la instalación

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, anunció el pasado jueves una inversión de 16 millones de euros en dos años para continuar con el desarrollo del Aeropuerto de Teruel, tras reunirse en Zaragoza con Philippe Fournadet, presidente de Tarmac, concesionaria de los hangares y de la campa del aeropuerto para actividades de estacionamiento, mantenimiento y reciclaje de grandes aeronaves.

La inversión, que se financiará a cargo del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) de 2018 y 2019, se destinará a la construcción de un nuevo hangar con capacidad para hasta dos Airbus A380, con lo cual superará ampliamente la superficie del hangar actual, que puede acoger un Boeing 747. así como instalaciones para actividades logísticas y oficinas. Si el actual hangar tiene 6.000 metros cuadrados, el que se construirá tendrá 20.000. Será el segundo más grande España y podrá acoger hasta seis A320. Además del hangar, se construirá un gran almacén para guardar maquinaria y unas nuevas oficinas, según informa el diario aragonés Heraldo.

Tarmac Aerosave

Con estas nuevas infraestructuras, se crearán al menos 120 nuevos puestos directos en dos o tres años hasta alcanzar la cifra de 200, según avanzó Lambán.

El presidente ha destacado que la iniciativa de Tarmac de continuar su crecimiento en Teruel «va a suponer duplicar el empleo y multiplicar por tres la capacidad de almacenamiento del propio aeropuerto de Teruel».

Aeropuerto de Teruel

La construcción de un segundo gran hangar ya estaba contemplada en los planes de desarrollo de la instalación. También se proyecta la ampliación de la campa en la que se estacionan los aviones. Aunque tras la reunión con el presidente de Tarmac, no se informó de este tema, se prevé que se amplie en el futuro. En la actualidad, la campa puede acoger a 80 aviones, una cifra que puede quedarse corta en un futuro cercano.