dreamair

Aena censa en sus instalaciones 16 tipos de aves y tres mamíferos

Aena Aeropuertos, como entidad líder prestadora de servicios de transporte aéreo, mantiene un compromiso constante de excelencia medioambiental y por ello esta variable se incorpora en todas las etapas de la actividad aeroportuaria. En este marco y de forma anual el Aeropuerto de Asturias realiza un exhaustivo informe de gestión ambiental en el que se analiza, de forma pormenorizada, el desarrollo de los distintos compromisos medioambientales que se desarrollan en el Aeropuerto de Asturias.


El pasado mes de julio el Aeropuerto de Asturias superó una auditoría de renovación de su sistema de Gestión Ambiental
certificado en base a la norma UNE-EN ISO 14001:2004 desarrollada por la Asociación Española de Normalización y Certificación Aenor.
Entre las medidas de gestión ambiental del Aeropuerto está el control de la fauna. Con el fin de evitar el riesgo que para las aeronaves pueden suponer los impactos con aves se vigila continuamente su presencia en el aeropuerto gracias a los medios ahuyentadores, voces grabadas, bengalas y cartuchos. El Aeropuerto cuenta además con un servicio de control de las aves mediante halcones.

De forma complementaria se realizan además tareas de estudio de la población invernante y migratoria. Para ello se actualiza mensualmente el censo de aves mediante el desarrollo de un I.K.A. (Índice Kilométrico de Abundancia) con el objetivo de poder detectar con mayor exactitud las especies que aparecen en el Aeropuerto y así dar por cerrado todo el ciclo anual fenológico de la
ornitofauna local.

Durante los censos llevados a cabo en 2010 se detectaron 16 especies de aves (cinco de aves rapaces diurnas, tres de córvidos, la gaviota patiamarilla, la avefría, el chorlito dorado, la agachadiza común, el azulón, la garza real, el estornino negro y la paloma torcaz) y tres especies de mamíferos mediante la localización de sus rastros (jabalí, zorro y gato doméstico). El invierno es la época del año en la que más aves se detectan por la tipología de aves migratorias que afectan a este aeropuerto.

Durante el pasado ejercicio también se hicieron varias esperas nocturnas para localizar la posible entrada de jabalíes en el recinto aeroportuario pero no se llegaron a visualizar en ninguna ocasión detectándose solamente algunas hozaduras en la zona perimetral.