dreamair

La CNMC multa con 3,1 millones de euros a AENA y a 11 empresas de servicios de alquiler de coches

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha multado con a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena), Aena Aeropuertos y a 11 empresas de alquiler de vehículos por posibles conductas anticompetitivas. Las sanciones totalizan 3,1 millones de euros. Aena ha annciado que recurrirás las multas en la jurisdicción contencioso-administrativa.

La CNMC ha resuelto un expediente sancionador contra ambos operadores aeroportuarios y 11 compañías de alquiler de vehículos por posibles conductas anticompetitivas, prohibidas por la legilación española y el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Las multas se imponen por el intercambio de información comercialmente sensible entre las empresas de alquiler de coches sin conductor.

La sanción total a Aena y a Aena Aeropuertos se eleva a 901.518 euros, que se desglosan en 832.959 euros para la primera y en 68.559 euros para la segunda.

Los 2,2 millones de euros restantes de multa corresponden a las compañías Europcar (862.793 euros), Atesa (552.982 euros), Hertz España (519.056 euros), Canary Islands (128.909 euros), Special Prices Auto Reisen (47.985 euros), así como a Sixt (37.369 euros), a Top Cars Auto Reisen (31.990 euros), a Autos Cabrera Medina (16.114 euros), a Coral Car (15.853 euros), a Payless Car (12.648 euros) y a Owners Cars (2.657 euros).

Dichas compañías cuentan con concesiones en los aeropuertos españoles de A Coruña, Asturias, Alicante, Almería, Barcelona, Bilbao, El Hierro, Fuerteventura, Gran Canaria, Granada, Ibiza, Jerez de la Frontera, La Palma, Lanzarote, Madrid, Málaga, Menorca, Murcia, Palma de Mallorca, Pamplona, Santiago de Compostela, Reus, San Sebastián, Santander, Tenerife Norte, Tenerife Sur, Valencia, Valladolid, Vigo, Vitoria y Zaragoza.

El organismo presidido por José María Marín Quemada resaltó que ésta es una infracción «muy grave» y señaló que las conductas realizadas por dichas firmas de ‘rent a car’ contaron con la colaboración «necesaria» de Aena y de Aena Aeropuertos, entre el 19 de abril de 1996 y el 5 de septiembre de 2012.

Así, explicó que las actuaciones analizadas muestran la existencia de conductas colusorias con la finalidad de fijar determinadas condiciones, así como el intercambio de información sensible entre las compañías, y señaló que la investigación se inicia tras una denuncia de la empresa Solmar, en agosto de 2011.

Informes mensuales

La CNMC considera probado que, desde el 1 de agosto de 2011, Aena remitió informes mensuales con datos como la facturación, el número de contratos y sus condiciones de las empresas de alquiler que operaban en 31 aeropuertos de su red.

Estos informes permitieron que las firmas implicadas tuvieran conocimiento «preciso» de las cuotas de mercado, del número de contratos desagregados y de la evolución de sus competidores «que les facilitó dominar el mercado y obtener beneficios ilícitos derivados de prácticas anticompetitivas al eliminar la incertidumbre del mercado».