La EASA autoriza de nuevo a volar al Boeing 737 MAX

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) anunció este miércoles que dio su luz verde oficial para que vuelva a volar en cielos europeos el Boeing 737-8 y 737-9 MAX , paralizado en tierra durante 22 meses tras dos accidentes mortales.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

«Tras un análisis profundo de EASA, hemos determinado que el 737 MAX puede reanudar el servicio en total seguridad. Esta evaluación se realizó con total independencia respecto a Boeing o a la Administración Federal de Aviación (FAA estadounidense) y sin ninguna presión económica o política», afirma el director ejecutivo de EASA, Patrick Ky en un comunicado.

El aparato fue obligado a quedarse en tierra en marzo de 2019 tras dos accidentes en los que murieron 346 personas, el de Lion Air en Indonesia en octubre de 2018 (189 muertos) y el de Ethiopian Airlines en marzo de 2019 en Etiopía (157 muertos).

En ambos accidentes el software de control de vuelo (MCAS) recibió información errónea de una de las dos sondas de incidencia AOA y perdió el control, a pesar de los esfuerzos de los pilotos por desactivarlo, poniendo a la aeronave en posición de descenso.

Los aviones deben someterse a una modificación del software MCAS. También habrá que cambiar otros programas informáticos y reposicionar algunos cables, y los pilotos tendrán que volver a recibir formación, según exige la EASA.

«Estamos convencidos de que el avión es seguro, lo cual es la condición previa para nuestra aprobación. Pero seguiremos vigilando de cerca las operaciones del 737 MAX cuando el avión vuelva a estar en servicio», explicó Ky.

La Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos dio luz verde el 18 de noviembre para que el 737 MAX volviera a volar y luego lo hicieron Brasil y Canadá.

Comunicado de la European Cockpit Association

En un comunicado de la European Cockpit Association (ECA) se indica que «antes de ser programado para volar, cada piloto de B737 MAX deberá completar un módulo de capacitación específico de regreso al servicio del B737. Esto incluye el conocimiento de los requisitos relacionados con los cambios introducidosen el Manual de vuelo de la aeronave, así como la capacitación práctica en un MAX Full Flight Simulator».

«En el futuro, los pilotos de línea deberían participar más, aportando su experiencia operativa en el diseño y prueba de nuevos aviones. Estamos listos y dispuestos a trabajar también con EASA para garantizar una supervisión segura de la certificación de aeronaves nuevas y existentes ”, continúa Tanja Harter, Directora de Asuntos Técnicos de ECA».