dreamair

Los controladores aéreos llevan a España a la cabeza de la innovación europea en navegación por satélite

controlador

Foto: Archivo

Controladores aéreos del Centro de Control de Canarias han hecho posible el desarrollo e implementación con éxito de un nuevo espacio aéreo sobre Lanzarote y Fuerteventura basado en la utilización de la tecnología de la navegación por satélite conocida como GNSS (Global Navigation Satellite System). Los nuevos procedimientos, denominados ‘maniobras RNAV1’, llevan la gestión del transporte aéreo en España a la vanguardia de Europa.

Según informa la asociación controladores APROCTA, los conocimientos técnicos, así como la experiencia práctica de los profesionales del control aéreo, todos ellos en activo, ha permitido completar este proyecto iniciado en 2012. Por su parte, Aprocta, como asociación mayoritaria de controladores de tránsito aéreo españoles, y cuyo principal objetivo es mejorar de los estándares de seguridad de la navegación aérea, ha participado en todos los procesos de análisis de seguridad de este diseño.

El nuevo espacio aéreo permitirá un aumento de capacidad del tráfico en un futuro cercano, en un sector en el que se producen el mayor número de retrasos en Canarias, así como un porcentaje significativo del cómputo general de España, debido fundamentalmente al aumento de vuelos que Lanzarote y Fuerteventura están experimentando.

Foto: Aprocta

Foto: Aprocta

Los procedimientos ‘RNAV1’ basados en la tecnología de navegación por satélite permiten a los aviones volar por cualquier ruta en una zona predefinida del espacio aéreo sin necesidad de hacer uso de las radioayudas situadas en tierra. Asimismo, estas maniobras han sido combinadas con el uso del método ‘point marge’ en la secuencia de aproximación a los mencionados aeropuertos por parte de los controladores del Centro de Control de Canarias.

Esta metodología, en la que también se utiliza GNSS, ha sido impulsada por la Organización Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea, Eurocontrol, y ha sustituido a la aproximación por vectores de radar, aumentado la conciencia situacional de los pilotos sin provocar un aumento de las radiocomunicaciones, permitiendo además un descenso continuo de las aeronaves disminuyendo por tanto las emisiones de CO2 a la atmósfera.