dreamair
STC Aviation Services, +34 619 887 211

La IATA dice que Brasil va con retraso en la mejora de sus instalaciones aeroportuarias

La Asociación del Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha realizado un llamamiento a los gobiernos de América Latina para solucionar los desafíos regionales de seguridad, impuestos crecientes y una inadecuada infraestructura en Brasil, si bien lo ha hecho extensivo a todo el continente para sacar ventaja de la fortaleza adquirida a través de una década de cambios.

«América Latina ha emergido como una estrella luminosa en la industria después de una década de crisis y cambios. Hace 10 años la región se encontraba en un estado calamitoso. Hoy, es la única región que arrojó beneficios en 2009 (500 millones millones de dólares), que serán 1.000 millones este año. Esperamos que esta rentabilidad se extienda a un tercer año consecutivo. Este giro es el resultado de trabajo duro y de disponibilidad para cambiar. Pero la aviación sigue siendo un negocio difícil y dinámico. Se requieren más cambios aún. Pero la posición de la industria Latinoamericana de cara al futuro es muy diferente. Los éxitos de la década pasada le dejan a la región una plataforma para ser una fuerza global de cambio», dijo Giovanni Bisignani, el director general de IATA. Bisignani hizo este llamado en un discurso pronunciado ante el foro sobre liderazgo, Leadership Forum, de la Asociación Latino-Centroamericana de Transporte Aéreo (ALTA), en Ciudad de Panamá.

 

Bisignani destacó 3 prioridades para la región:

Seguridad: Hace una década, la tasa de accidentes aéreos con pérdida total del casco de la aeronave con aviones construidos en occidente, fue de 7 veces superior el promedio mundial. Para en 2009 este parámetro había mejorado hasta llegar a un récord perfecto de cero (0). Los cuatro trágicos accidentes ocurridos en los primeros 10 meses de 2010 hicieron que esta tasa llegue a ser 3,2 veces. «La seguridad es un desafío continuo para los gobiernos y la industria. Las prioridades para la región son las de aumentar la implementación de los Procedimientos PBN (Performance-based Navigation Procedures); encontrar soluciones para el tráfico en las pistas de aterrizaje y despegue, y mejorar la congestión del espacio aéreo.

 

Un buen ejemplo del tipo de cooperación que actualmente está ocurriendo tiene que ver con la iniciativa de la Comisión Latinoamericana de Aviación Civil (LACAC), consistente en hacer de las Auditorías de Seguridad Operacional de IATA una condición para todas las aerolíneas que operen desde/hacia/dentro de América Latina. Brasil, Chile, Costa Rica, Panamá y México ya están utilizando esta auditoría para complementar sus propias capacidades de supervisión y control. Espero que haya un rápido progreso al respecto en todos los otros gobiernos de la región» dijo Bisignani.

 

Impuestos: La aviación es crucial para la economía de América Latina; sin embargo, la carga tributaria sigue aumentando. Los países del Caribe propusieron 287 millones de dólares en impuestos al turismo, al igual que Nicaragua y Panamá. «Los gobiernos deben comprender que las aerolíneas no son una vaca lechera. En cuanto industria, sin embargo, debemos pronunciarnos con una voz más potente para reorientar a los gobiernos, para que en vez de gravarnos con tributos asfixiantes nos permitan ser un motor de desarrollo económico mediante un sector de transporte aéreo saludable» dijo Bisignani.

 

Brasil: Brasil posee el mercado de aviación de más rápido crecimiento de toda América Latina. Sin embargo, la capacidad de su infraestructura no se ha desarrollado al mismo ritmo  que el crecimiento de la demanda por estos servicios. De los 20 principales aeropuertos del país, 13 de ellos carecen de terminales aéreos que satisfagan su demanda actual. Esto incluye el aeropuerto de Sao Paolo Guarulhos, el mayor centro de transbordos aéreos (hub) de la región y puerta de entrada para la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA 2014 y los Juegos Olímpicos del 2016. «No veo mucho avance y el reloj sigue marcando las horas. Para evitar una vergüenza nacional debemos juntar a todas las partes interesadas alrededor de una mesa para ultimar un plan», dijo Bisignani. La IATA está agregando recursos en Brasil y hoy nombró a Carlos Ebner como Director País, con sede en San Paulo, efectivo a partir del 1 de diciembre de 2010.