dreamair

Los pilotos de Air Nostrum ratifican el convenio colectivo, que contempla rebaja de salarios

Foto: Archivo AeroTendencias.com

Foto: Archivo AeroTendencias.com

La sección sindical de SEPLA en Air Nostrum ha ratificado el nuevo convenio colectivo de sus pilotos con un 67% de votos a favor y una participación del 79% de sus afiliados. Tras meses de negociaciones con la compañía y de las correspondientes asambleas de los pilotos para aceptar o no el pre-acuerdo firmado entre la sección sindical y la directiva, parece que finalmente pilotos y aerolínea llegan a un pacto.

Pedro Salazar, jefe de la Sección Sindical de SEPLA en Air Nostrum, ha querido agradecer a «todos y cada uno de los pilotos de Air Nostrum» el apoyo depositado en la sección sindical «a pesar de los sacrificios que el pacto supone para muchos de ellos. Somos conscientes –resalta Salazar- del esfuerzo que supone este acuerdo para muchos de nuestros compañeros que deben ajustar sus presupuestos familiares, pero estamos seguros de que servirá para garantizar un futuro a nuestra empresa».

Por ese motivo, Salazar ha querido también expresar su confianza en que la empresa esté «a la altura de las circunstancias» y «sea capaz de ofrecer un auténtico plan de viabilidad que garantice a largo plazo el futuro de la empresa y de sus trabajadores, que son quienes han sufrido en mayor medida las consecuencias de la pésima gestión de sus directivos. Asimismo esperamos cambios en el equipo directivo tal y como ha sucedido recientemente en otras compañías del sector».

El acuerdo sienta las bases de una nueva relación laboral después de más de tres años de desencuentros, aunque supone importantes recortes laborales y salariales para el colectivo. Este pacto firmado con la empresa pone de manifiesto la buena fe de los pilotos, que han debido aceptar enormes sacrificios con el objetivo de contribuir a la viabilidad de la empresa, a pesar de que ésta haya tratado de solventar las deudas procedentes de su mala gestión a base de recortes a sus propios trabajadores.

Entre otras medidas de ajuste, el acuerdo supone una rebaja salarial hasta el año 2015 de un 20% y un 10% para comandantes y copilotos, respectivamente. A partir de 2016, la rebaja se atenuará hasta el 14 y el 7%, la misma cifra establecida por el laudo arbitral emitido por la Comisión Nacional Consultiva.

El pacto supone el fin inmediato de ciertas medidas que la empresa venía aplicando unilateralmente con el fin de reducir el coste laboral de sus trabajadores, como la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo que, en muchos casos, había supuesto una reducción en las nóminas de los pilotos de hasta un 40 por ciento.

Así, este IV Convenio Colectivo, que se comenzó a aplicar de facto el pasado 1 de marzo, limita a dos al mes los días de ERTE para cada uno de sus pilotos, limitando así la carga al erario público que tenía hasta ahora.

Las votaciones, que concluyeron el pasado día 26 de abril, dan paso al IV Convenio Colectivo de Pilotos en un momento en que el mercado aeronáutico pasa por una de las peores crisis de la historia. A principios de mes, la aerolínea anunciaba la entrada de Carlos Bertomeu y sus socios en el capital de la compañía, hasta ahora en manos de la familia Serratosa, con una aportación de 25 millones de euros, una parte como amortización de la deuda y otra como aportación de capital.