dreamair

El piloto André Borschberg simulará un vuelo ininterrumpido de 72 hora en el Solar Impulse

El primer Solar Impulse realizó varios vuelos en 2011 con éxito

Del 21 al 24 febrero de 2012, el piloto André Borschberg simulará un vuelo de 72 en una maqueta a tamaño real del avión Solar Impulse que se construye en la actualidad y con el que se proyecta la realización de la vuelta al mundo en varias etapas. Borschberg pondrá a prueba el diseño y configuración de la cabina a fin de evaluar las necesidades de cuerpo humano en un vuelo de varios días de duración.


El objetivo de esta simulación es acumular experiencia en la gestión de las necesidades vitales del piloto en un vuelo de larga duración. No hay mucha experiencia en la historia de la aviación relativa a la gestión de la fatiga y nutricional, por lo que esta será una oportunidad única para que el equipo de Solar Impulse, pruebe diversos conceptos diseñados en cooperación con los socios del proyecto.

La simulación también permitirá que el personal de Solar Impulse evalue el diseño de la cabina del avión programado para volar alrededor del mundo en 2014. Este segundo avión, actualmente en construcción, tendrá un habitáculo más espacioso y ergonómía eficiente, por lo que Bertrand Piccard y André Borschberg, que se turnarán en los vuelos, puedan permanecer en el aire durante varios días con sus equipo y suministros esenciales.

El desafío humano de volar alrededor del mundo en energía solar
Varios acuerdos de cooperación han sido firmados para afrontar el reto que supone que un humano permanezca a los mandos de un avión como el Solar Impulse durante 3 días seguidos. Los médicos de Hirslanden están ayudando al equipo de diseño de Impulso Solar para asegurarse de que el espacio en el cockpit tiene una óptima configuración ergonómica. La firma Lantal ha diseñado un colchón neumático revolucionarioque aporta confort y está desarrollando un asiento especial para atender las necesidades del piloto, para cambiar de posición por varias razones, entre ellas atender a las necesidades fisiológicas.

 

Por su parte Nestlé Health Science está elaborando un plan de comidas individuales con aporte nutricional para satisfacer las necesidades fisiológicas de cada piloto. Bertrand Piccard y André Borschberg son a la vez objeto de la elaboración de estrategias personalizadas de descanso en función de sus ritmos corporales y las necesidades, de modo que cada uno pueda controlar su nivel de fatiga, mientras que permanece alerta y atentos a los cambios en las condiciones de vuelo.

El EPFL (Swiss Federal Polytechnic Institute) y Hirslanden colaboran en la implementación de estas estrategias y estarán presentes a lo largo de la simulación para evaluar los niveles de concentración y la fatiga del piloto, a intervalos frecuentes, mediante la realización de tests especialmente diseñados. La interacción con los controladores de la misión también será de vital importancia, y varios procedimientos se pondrán a prueba en esta ocasión.