dreamair

Realizan en el aeropuerto de Córdoba un simulacro de accidente aéreo

El Aeropuerto de Córdoba ha realizado hoy un simulacro para evaluar los procedimientos de actuación establecidos en su Plan de Emergencias Aeronáuticas, analizar la eficacia de los mismos y comprobar la capacidad de respuesta y coordinación existentes entre los diferentes colectivos que estarían implicados en la asistencia a un accidente aéreo.

Todos los aeropuertos de la red de Aena disponen de un plan de emergencias, cuyo objetivo es trazar una hoja de ruta que, en caso de accidente aéreo, minimice sus consecuencias, tanto en la zona de movimientos del aeropuerto como en el ámbito de sobrevuelo de las aeronaves.


El esquema que se sigue al diseñarlos tiene dos cometidos fundamentales: garantizar la protección de las vidas humanas y los bienes que pudieran verse afectados, y restablecer o dar continuidad a la operatividad aeroportuaria. Durante el ejercicio celebrado hoy, se han analizado los tiempos de reacción y respuesta de todos los colectivos participantes, con el fin de optimizar la coordinación que hay entre ellos. 

Con este simulacro, el Aeropuerto de Córdoba atiende a la normativa de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) en materia de planificación de emergencias en aeropuertos, pero también al compromiso de Aena con un servicio seguro y de calidad.

El simulacro

 El ejercicio desarrollado en el Aeropuerto de Córdoba ha tenido como centro del guión el accidente de un pequeño avión al aterrizar. A consecuencia del impacto, el fuselaje sufre daños, se derrama combustible y la aeronave se incendia. Entre el pasaje, compuesto por cinco personas (dos de ellas, miembros de la tripulación), se registran un herido muy grave, otro grave y tres ilesos.

Nada más conocer el suceso, el Centro de Operaciones ha accionado el pulsador de alarma del Servicio de Extinción de Incendios (SEI), activando con ello el Plan de Emergencias Aeronáuticas del aeropuerto. Asimismo, ha suministrado a los bomberos, vía radio, toda la información que en ese momento tenía del siniestro. Mientras tanto, los vehículos del SEI se han trasladado al lugar del accidente, para extinguir el incendio y asegurar el área crítica de la aeronave mediante el lanzamiento de espuma.

Posteriormente, sus efectivos han ventilado el interior de la aeronave y han rescatado a los heridos que habían quedado atrapados, junto con el personal sanitario. Los heridos han sido trasladados en camilla a un área de socorro y clasificación, donde los servicios médicos han determinado la gravedad de cada uno de ellos, a fin de establecer prioridades en el tratamiento: tarjetas rojas para los que requerían cuidados inmediatos y verdes para los leves. Una vez estabilizadas, las víctimas han sido trasladadas en ambulancia a diferentes hospitales.

Colectivos participantes

La realización de este simulacro, en el que han participado alrededor de 40 personas, ha requerido la presencia de diferentes colectivos, tanto de Aena como de organismos externos (de las administraciones central, autonómica y local) y empresas privadas.

En lo que a los medios internos se refiere, los principales departamentos participantes han sido los de Operaciones, Servicio de Extinción de Incendios y Seguridad Aeroportuaria. En cuanto a los externos, han participado miembros de Protección Civil de la Junta de Andalucía, Bomberos de Córdoba, Guardia Civil, Policía Local y las empresas Trabajos Aéreos Espejo y Ambulancias Córdoba. Este ejercicio se enmarca en el Plan de Autoprotección del Aeropuerto de Córdoba, en el que se incluye el Plan de Emergencias Aeronáuticas.

Éste se mantiene actualizado y operativo mediante la realización periódica de simulacros parciales (independientemente de los simulacros generales como el de hoy, que se celebran cada dos años) para poner a prueba la capacidad de respuesta. El director del aeropuerto, Joaquín Sánchez, se ha mostrado satisfecho con el balance del simulacro: «la coordinación entre los efectivos participantes ha ido muy bien, y los tiempos de respuesta han cumplido con los parámetros que suelen exigirse en este tipo de incidentes».

Edición: José Fernández – Foto: AENA