dreamair

El Aeropuerto de Madrid-Barajas dona dos toneladas de cable de cobre a la Fundación INLADE

Foto: Aena

Foto: Aena

El Aeropuerto de Madrid-Barajas donó ayer 2 toneladas de cable de cobre a la Fundación INLADE, un centro especial de empleo sin ánimo de lucro que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad intelectual y fomentar su integración laboral.

El material donado, 16 mangueras de unos 25 metros de longitud de las que se puede obtener unos 2.000 kilos de cobre, procede de cables que el Aeropuerto va retirando del sistema de suministro de energía eléctrica a las aeronaves en tierra por presentar daños irreparables y que hasta ahora gestionaba para su residuo la contrata de mantenimiento de los mismos.

Ahora, con esta iniciativa, el cable permitirá a la Fundación INLADE, y a las personas por las trabaja para proporcionarles un empleo digno, obtener un doble beneficio. Por un lado, dar trabajo a personas con ciertas discapacidades facilitándoles un trabajo mecánico y adecuado para ellos consistente en la retirada del aislamiento de los cables para obtener el cobre. Y por otro, mediante esta separación, obtener un mejor beneficio para ellos tanto del cobre como del propio material de aislamiento.

El director greneral de INLADE y el director de Madrid-Barajas / Foto: Aena

El director greneral de INLADE y el director de Madrid-Barajas / Foto: Aena

La Fundación INLADE, perteneciente a la Asociación ASTOR de Torrejón de Ardoz, fue declarada de Imprescindibilidad y Utilidad Pública en 2005 y defiende que para una plena inclusión en la sociedad de las personas con discapacidad intelectual es imprescindible el desarrollo de un trabajo remunerado y productivo en condiciones laborales normalizadas.

Con esta nueva iniciativa el Aeropuerto de Madrid-Barajas refleja el compromiso social de Aena Aeropuertos, contribuyendo con este tipo de acciones a cubrir las necesidades básicas de los colectivos más desfavorecidos.

De hecho, esta cesión de cable se suma, en el presente mes de febrero, a la campaña lanzada por el Aeropuerto para la recogida de alimentos entre el personal de sus instalaciones con objeto de su donación al Banco de Alimentos de Madrid, y en la que ya se han recogido alrededor de 900 kilos de comida.