dreamair

El turismo que llega por avión a Girona genera al menos 20 millones de ingresos al año

Durante las Jornadas de Aeropuertos Regionales celebradas ayer y hoy en el Auditorio Palacio de Congresos de Girona, Joan Pluma, vicepresidente de la Diputación de Girona y diputado de Promoción Económica y Nuevas Tecnologías, y Dolors Batallé, directora del Patronato de Turismo Costa Brava Girona, han participado en una mesa redonda presentada y moderada por Jordi Martinoy, delegado del Gobierno de la Generalitat.

 

Joan Pluma ha destacado que el aeropuerto es uno de los primeros motores de generación de puestos de trabajo de la demarcación y ha remarcado que la zona donde se encuentra ubicado convertirá en una excelente área de conexión intermodal de infraestructuras.

Ello se debe a que cerca del aeropuerto convergerán la AP7 ampliada, la N-II desdoblada y una red ferroviaria que se verá reforzada por la futura línea de tren Girona-Lleida. Pluma ha remarcado que el aeropuerto puede potenciar la captación de pasajeros en la Cataluña Norte y el Departamento de Pirineos Orientales.

 

Aumentan los viajes por estudios y negocios

El vicepresidente ha dicho también que «los últimos estudios demuestran que ha aumentado el número de pasajeros que viajan en el aeropuerto por motivos de estudios y negocios. Un hecho positivo -ha afirmado-, al que se añade también la expansión de la Universidad de Girona a través del Parque Científico y Tecnológico que está sirviendo para promover la transferencia de conocimientos entre la universidad y el tejido empresarial».

 

Joan Pluma ha finalizado su ponencia explicando la voluntad de la Diputación de pasar de apoyar a implicarse activamente en política comercial y de desarrollo del aeropuerto, lo que permitiría afrontar la crisis económica con más recursos.

 

Por su parte, Dolors Batallé ha remarcado que «el aeropuerto es la infraestructura que ha tenido más repercusión por el turismo de nuestro territorio en los últimos años, y sigue teniendo». También ha explicado que, según un estudio de la UdG, el impacto del turismo que llega con compañías de bajo coste en Girona deja unos ingresos mínimos de 20 millones de euros al año, y que «mantener este flujo turístico, con o sin Ryanair en Barcelona, son el compromiso que se han marcado tanto la compañía aérea como el propio Patronato».

 

Edición: JFG / Foto: Diputació de Girona