dreamair

Cobra fuerza la posibilidad de que el accidente del A320 de Germanwings fuese provocado

El fiscal dice que el copiloto provocó el descenso y que se quedó solo en la cabina

Restos del A320 de Germanwings

Restos del A320 de Germanwings

Las ediciones digitales de algunos de los diarios internacionales de referencia empiezan a hacerse eco de la exclusiva divulgada por The New York Times en el sentido de que uno de los pilotos se encontraba fuera de la cabina de pilotaje cuando ocurrió el accidente.

Se indica que fuentes militares próximas a la insvestigación afirman que en la grabación se escucha durante un cierto espacio de tiempo a uno de los pilotos golpear la puerta, intentando derribarla para entrar. El diario Le Monde informa que era el piloto el que estaba fuera del cockpit.

El diario El Pais añade a esta hipótesis otra, que podría complementar que el copiloto no pudiese regresar a la cabina de pilotaje. Según el diario, «los expertos coinciden esta mañana en comenzar a manejar como potenciales opciones ‘el suicidio o un acto violento de carácter terrorista’. Las últimas noticias sobre este caso recuerdan el siniestro ocurrido en 1999 en Estados Unidos, cuando un avión de EgiptAir se precipitó al mar con 217 personas a bordo. En esa ocasión, se manejó la hipótesis de un accidente deliberado por parte del comandante».

AMPLIACION (15:20 HORAS)

El fiscal que investiga el accidente del A320 de Germanwings ha manifestado hoy en Marsella que la grabación de los pilotos revela que el comandante del avión intentó entrar en la cabina del avión después de haberf salido de la misma y que no pudo hacerlo, porque el copiloto había cerrado la puerta con una clavija o pestillo.

El comandante habría introducido la clave en un teclado situado junto a la puerto, pero no habría servido de nada, ante la aparente decisión del copiloto de estrellar el avión. Al parecer, cuando el comandante salió del cockpit, el copiloto, Andreas G. Lubitz, de 28 años, bloqueó la puerta.

El fiscal ha explicado que en la grabación se oye al comandante pedirle por el interfono que la abriese. Después, se oyen sus golpes contra la puerta, en un intento desesperado por abrirla. El fiscal considerfa que el copiloto no perdió la conciencia, pues se oye su respiración, que sería “normal”. Al final de la grabación se oyen gritos, presumiblemente de pasajeros, al percatarse de que el avión volaba muy bajo y que se ibrellar.a a est