dreamair
STC Aviation Services, +34 619 887 211

Pilotos y controladores se quejan de que la UE legisla en contra de sus intereses y de la seguridad aérea

Europa está buscando fortalecer la seguridad aérea con la reciente propuesta de llevar a cabo un nuevo reglamento sobre investigación de accidentes. Pero estamos corriendo el riesgo de perder esta oportunidad única, según argumentan la Asociación Europea de Pilotos (ECA) y la Federación Internacional de Asociaciones de Controladores de Tráfico (IFATCA) en un comunicado de prensa divulgado por el sindicato de pilotos SEPLA.

Las investigaciones sobre accidentes son la clave para lograr mejoras en la seguridad; una oportunidad para aprender de los accidentes y prevenir que vuelvan a suceder en el futuro. Como profesionales de la seguridad, pilotos y controladores cooperan en este tipo de investigaciones de forma instintiva para aportar sus propios testimonios sobre seguridad. Sin embargo, la normativa no ofrece suficientes herramientas para que las investigaciones de este tipo sean del todo óptimas. Ni siquiera evita que estos testimonios puedan usarse en procedimientos criminales. Si esto no se cambia, la información sobre seguridad dejará de fluir con normalidad.

 

«Apoyamos completamente el objetivo de la nueva propuesta de reglamento para prevenir futuros accidentes, siempre y cuando no establezca culpabilidad o responsabilidad», dijo Martín Chalk, Presidente de ECA. «Sin embargo, muchos de sus aspectos contradicen directamente este objetivo. Estamos seriamente preocupados de que el actual texto incremente el riesgo de que el testimonio de pilotos y controladores se use contra ellos en un procedimiento judicial. Eso viola el derecho fundamental de cualquier persona contra la auto-incriminación».

 

El Presidente de IFATCA, Marc Baumgartner pone énfasis en este punto: «La normativa debe garantizar que las investigaciones sobre seguridad estén separadas y sean completamente independientes de las investigaciones judiciales. Sólo esto puede ayudar en la prevención de futuros accidentes y garantizar que no se pone en peligro la seguridad aérea».

 

“Encomendamos a los ministros y al Parlamento Europeo a tomarse el tiempo necesario para llevar a cabo una legislación que proteja del todo la información sobre seguridad y que nos ayude a aprender de los accidentes para mejorar la seguridad», añade Philip von Schöppenthau, Secretario General de ECA. «Damos la bienvenida a la determinación de la presidencia española de la Unión Europea para alcanzar un acuerdo rápidamente. Pero la velocidad no es el objetivo: el objetivo es la seguridad».

 

Edición: José Fernández