Crece el pesimismo en Airbus y aumentan las posibilidades de despedir a 15.000 empleados

El líder de Airbus ha advertido a su personal que el fabricante europeo de aviones podría tener que llevar a cabo despidos forzosos después de que el transporte aéreo no se recuperara tan rápido como se esperaba de la crisis del coronavirus.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

La advertencia está recogida en una carta dirigida a los 130.000 empleados de Airbus de su consejero delegado, Guillaume Faury, a la que ha tenido acceso Reuters, en la cual emplea un tono más pesimista tras haber dicho previamente que tan sólo no podía descartar la adopción de medidas obligatorias.

«He de ser honesto: es poco probable que los despidos voluntarios vayan a ser suficientes», escribió Faury. La amenaza de los despidos forzosos podría dar lugar a fricciones con los sindicatos y el Gobierno francés, que han instado al fabricante con sede en Toulouse a que evite los despidos forzosos, ya que planea eliminar hasta 15.000 puestos para hacer frente a la caída en picado de la demanda de vuelos.

Guillaume Faury, CEO de Airbus

Airbus ha advertido en repetidas ocasiones a sus 130.000 empleados que las perspectivas son inciertas ante la peor crisis sufrida por el sector, que ha afectado a las entregas de aviones y ha debilitado gravemente las finanzas de las aerolíneas.

«Lamentablemente, la recuperación del tráfico aéreo durante el período de verano no ha estado al nivel con el que contaba el sector», escribió Faury. «Ahora debemos prepararnos para una crisis que probablemente será aún más profunda y larga que los escenarios anteriores sugeridos».

Un portavoz de Airbus confirmó que Faury había emitido una «actualización general del negocio» en una carta al personal el viernes.

«Esto forma parte del diálogo constante entre la alta dirección de Airbus y los empleados, que es crucial en estos tiempos difíciles para garantizar la transparencia y compartir información con nuestra fuerza de trabajo mundial», dijo el portavoz por correo electrónico, declinando hacer más comentarios.

Los posibles despidos podrían afectar a unos 5.000 trabajadores en Francia, 5.100 en Alemania y entre 900 y 1.600 en España.