dreamair

La Organización Internacional de Proveedores de Servicios de Navegación Aérea condena la huelga de controladores

El Comité Ejecutivo de la Organización de Proveedores de Servicios de Navegación Aérea (CANSO) ha condenado, en una reunión extraordinaria celebrada el pasado sábado, el reciente cierre del espacio aéreo español provocado por «la acción ilegal» llevada a cabo por los controladores españoles el pasado 3 de diciembre de 2010. CANSO apoya plenamente las acciones llevadas a cabo por Aena para la restauración del servicio de control de tráfico aéreo con garantías de seguridad.

Para CANSO, la inmovilización de casi un millón de pasajeros en todo el mundo como consecuencia del paro llevado a cabo por los controladores españoles «ha tenido consecuencias económicas y personales inaceptables, con efectos que se dejarán sentir en las economías española y europea durante los próximos meses».

Asimismo, la acción llevada a cabo por los controladores españoles «supone un ataque directo a la reputación profesional de la industria del tráfico aéreo y a la confianza pública depositada en ella».

 

La aviación es un servicio público esencial y a juicio de CANSO «no se puede volver a permitir el cierre del espacio aéreo internacional en cualquier otro sitio utilizándolo como instrumento de negociación». Por ello, pide que de forma inmediata se dicten las medidas reglamentarias necesarias, a nivel europeo, para garantizar la continuidad de los servicios de tránsito aéreo en toda Europa durante los conflictos laborales.

 

CANSO quiere expresar su firme apoyo a Aena en la difícil situación actual y pide a la Unión Europea que considere de inmediato la protección, por medio de la normativa europea, de los servicios públicos esenciales de esta naturaleza frente a acciones como la llevada a cabo por los controladores españoles.

 

Se puede consultar la nota de prensa original en www.canso.org/pressrelease.