dreamair

IBERIA ACUSA LOS SINDICATOS QUE HAN CONVOCADO HUELGA LOS DÍAS 10 Y 11 DE NO QUERER NEGOCIAR UNA SALIDA AL CONFLICTO

La dirección de Iberia se reunió ayer domingo con los sindicatos CTA y SITCPLA, convocantes de la huelga de tripulantes de cabina de pasajeros que se celebra mañana y pasado mañana, como un nuevo intento de acabar con el conflicto que tanto perjudica a los clientes. La previsión es que Iberia se vea forzada a cancelar más de 350 vuelos.

A esta reunión, según un comunicado de Iberia «los dos sindicatos huelguistas se presentaron sin el más mínimo interés de alcanzar un acuerdo, sino todo lo contrario, llegaron con nuevas exigencias y reclamando más dinero».

La compañía ya ha planteado a estos dos sindicatos, y a los otros tres que no respaldan la huelga, la intención de negociar abiertamente todos los asuntos, incluida la subida salarial para 2009, dentro del marco del Plan 2012. Es más, ya se ha fijado de común acuerdo un calendario de negociaciones, con dos reuniones fijas por semana a partir de esta, sin descartar reuniones adicionales si fueran necesarias.

 

Los sindicatos CTA y SITCPLA convocaron la huelga para dos días de octubre y dos de noviembre antes incluso de la que compañía les presentara el Plan 2012, que busca la viabilidad de la empresa y garantizar el futuro de todos los empleados, incluidos los tripulantes.

La compañía ha abierto 33 expedientes a otros tantos tripulantes por incumplimiento de los servicios mínimos e irregularidades en la prestación de los mismos durante las jornadas de huelga de octubre, y exigirá su estricto cumplimiento durante las dos próximas jornadas, para no perjudicar todavía más a los clientes, que son los que más sufren por este conflicto que mantienen dos sindicatos, pese a que las negociaciones del convenio están en marcha.

En relación con los paros de mañana y pasado, la compañía está acoplando a los clientes afectados en otros vuelos, y ofreciendo la máxima flexibilidad para los cambios a quienes previsto viajar los días 10 y 11 de noviembre, estén o no cancelados sus vuelos.