dreamair

El Sepla no acudió a la primera reunión con Iberia

Airbus A320 de Iberia

Se pretende reducir un 40% el sueldo a los piloto de corto y medio radio

Iberia ha emitido un comunicado en el que denuncia la nula voluntad de diálogo del sindicato de pilotos Sepla para negociar el expediente de regulación de empleo (ERE), con el que la compañía pretende despedir a 537 pilotos (aproximadamente son 1.500). Iberia critica que Sepla no fuese el martes a la reunión convocada por Iberia para presentarle la plataforma inicial de negociación.

Iberia considera que los motivos aducidos por el Sepla carecen de fundamento y demuestran que, lejos de querer solucionar el problema de competitividad de Iberia, lo único que quieren es poner trabas al proceso, en perjuicio de la compañía y del futuro del resto de trabajadores de Iberia.

Iberia ha enviado por correo al Sepla la propuesta y ha reiterado «la voluntad de negociación de la compañía sin condicionamientos previos de ningún tipo», salvo el objetivo final de lograr unos niveles de rentabilidad que la hagan viable y con futuro.

Propuesta de Iberia

En concreto, esta propuesta incluye medidas que permitirán que las operaciones de corto y medio radio sean competitivas. Para ello, se propone que los costes salariales y la productividad de los pilotos de Iberia sean similares a las de sus competidores, tanto en el corto y medio como en el largo radio.

En el caso del corto y medio radio se propone una reducción salarial del 40% a partir de enero 2013 y en el horizonte de 2015. Actualmente el coste promedio de un piloto de Iberia en corto y medio radio es de 194.000 euros. En el caso de los pilotos de Iberia de largo radio, que tienen un coste salarial de 203.000 euros al año, la propuesta incluye una rebaja del 25%.

El objetivo es que esta reducción se realice a través de las medidas que se acuerden en el proceso de negociación, entre las que se incluyen, entre otras, la reducción directa de conceptos salariales, la eliminación o reducción de complementos, dietas o pluses y la congelación salarial y de deslizamientos. En el caso del corto radio el objetivo es que Sepla acuerde con la compañía el mismo convenio que dicho sindicato acordó con Vueling y cuyos pilotos tiene un salario anual de 100.000 euros.

Iberia también propone la disminución o eliminación del convenio de una serie de privilegios que solo disfrutan los pilotos de Iberia y que podrían minorar el gasto que le supone a la compañía. Entre estos, destacan los siguientes: supresión del visto bueno necesario del Sepla a la asignación de hoteles de lujo en los destinos donde opera la compañía; sustitución de la recogida en sus domicilios y de la indemnización por renunciar a dicha recogida, por el abono de un importe por día de desplazamiento al aeropuerto, en línea con los precios del transporte público, o bien facilidades de parking en el aeropuerto. También, establecer comunicación con los pilotos a través de los mecanismos que las nuevas tecnologías permitan – uso de internet, correo corporativo, correo personal -, que sustituye al envío por motorista a su casa que ahora se realiza a cada uno de los 1.500 pilotos tal y como obliga el convenio colectivo.

La propuesta de Iberia también contempla un aumento de las horas trabajadas por los pilotos, que actualmente es de 665 horas al año en el caso del corto y medio radio y de 683 horas los pilotos de largo radio. El aumento de productividad propuesto es de un 20%. Este incremento se realizaría a través de una serie de medidas que puedan situar a los pilotos de Iberia en unas condiciones de trabajo similares a las de las compañías con las que Iberia compite. Entre éstas, destacan: la eliminación de doblajes y refuerzos de pilotos para ajustarlos a la normativa legal vigente y a lo que hacen otras aerolíneas de nuestros entorno; la adecuación del régimen de incidencias a lo que hace el resto de aerolíneas o la reducción del índice de absentismo.

La propuesta de Iberia en cuanto a salarios está en línea con la rebaja salarial del 50%, según ha reiterado el Sepla, ha ofrecido a la compañía en numerosas ocasiones.