dreamair

SEPLA denuncia que INAER quiere que pilotos de Salvamento de la Xunta excedan el horario laboral

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas, SEPLA, ha interpuesto una denuncia ante las inspecciones provinciales de Trabajo y Seguridad Social de Lugo y de Vigo contra la empresa INAER por incumplimiento del ordenamiento laboral respecto de la obligación y programación forzosa de horas extraordinarias de su personal de vuelo de las bases de helicópteros de Viveiro (Lugo) y de Vigo.

Es el segundo año consecutivo en que INAER, principal operadora de helicópteros y trabajos aéreos de España, trata de incumplir la ley laboral. A dos meses y medio de que finalice 2012, varios comandantes y copilotos que trabajan para el servicio de Salvamento Marítimo de la Xunta de Galicia han excedido el tope de horas anuales permitidas por la ley, lo que puede poner en serio riesgo la cobertura de este servicio tan importante para los barcos pesqueros que operan en las costas gallegas.

Este mayo, y tras muchos meses de disputas entre patronal y sindicatos, el sector de helicópteros y trabajos aéreos firmó el II Convenio Colectivo sectorial, que limitaba a 2.000 el máximo de horas anuales que deben trabajar las tripulaciones de helicópteros. El número fue acordado en función de lo marcado por las directrices comunitarias para garantizar la seguridad de las operaciones. Sin embargo, y por segundo año consecutivo, INAER pretende alejarse de lo suscrito, y obligar a sus pilotos a trabajar más horas.

Ya en diciembre 2011 se dio el caso de muchos pilotos que habían superado ampliamente los límites legales. Tras una denuncia interpuesta por SEPLA, la empresa se comprometió a no volver a incurrir en dicha conducta, compromiso que motivó la retirada de la denuncia por parte de SEPLA. Un año después, y con mayor antelación con respecto a que finalice el año, la historia se repite: INAER pretende obligar a sus pilotos a trabajar las horas que están tipificadas como extraordinarias -150 horas-, que deben cubrirse siempre de forma voluntaria por el trabajador.

SEPLA ha solicitado a la Inspección de Trabajo que interponga a INAER la máxima sanción permitida por haber vulnerado tanto el ordenamiento jurídico laboral como el Convenio Colectivo, así como por su conducta reincidente. La repetición de los hechos significa que INAER no ha suplido los fallos que ya reconoció tener el año pasado, tales como problemas en la programación, imprevistos y falta de planificación.

Dichos fallos podrían incluso repercutir en la seguridad de las operaciones, a la vista de lo planificado en las programaciones de noviembre. En ellas, muchos pilotos excederían al final de mes las 2.150 horas establecidas como tope legal, con o sin acuerdo de los pilotos. “Esperamos –señalan fuentes de SEPLA- que deje de repercutir en los trabajadores la falta de organización y planificación de la empresa que posee la mayor parte de los contratos de Salvamento Marítimo de las Administraciones Públicas de este país”.