GE Aviation y Safran perfilan la investigación para crear hacia 2035 una nueva generación de motores de avión

CFM International

GE Aviation y Safran anunciaron ayer un ambicioso programa de desarrollo tecnológico con el objetivo de reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2 en más de un 20% en comparación con los motores actuales. El programa CFM RISE (Innovación revolucionaria para motores sostenibles) probará y hará madurar toda una gama de tecnologías innovadoras y disruptivas para los motores del mañana, que podrían ponerse en servicio a mediados de la próxima década.

Las dos compañías también anunciaron la extensión de su asociación al 50% en CFM International hasta 2050, lo que demuestra su deseo de allanar el camino para una aviación más sostenible, en línea con el compromiso del sector de la aviación de reducir a la mitad sus emisiones de CO2 para 2050.

Con TELEGRAM recibirás al instante en tu móvil nuestras noticias. Clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Olivier Andriès, consejero delegado de Safran dijo que «nuestro motor LEAP ya reduce las emisiones en un 15% en comparación con su predecesor. Al extender nuestra asociación CFM hasta 2050, reafirmamos hoy, como actores tecnológicos líderes, nuestro compromiso de trabajar juntos para ayudar a nuestro sector a enfrentar los desafíos de la emergencia climática».

Las tecnologías desarrolladas bajo el programa RISE servirán como base para la próxima generación de motores CFM que podrían comercializarse a partir de mediados de la próxima década (2035). Los objetivos de este programa son la reducción del consumo de combustible y las emisiones de CO2 en más de un 20% respecto a los mejores motores actuales, así como su compatibilidad al 100% con energías alternativas como los combustibles sostenibles de aviación e hidrógeno, más respetuosos con el medio ambiente. .

El objetivo principal de este programa es garantizar la máxima eficiencia de propulsión del motor, en particular gracias a una arquitectura sin carenado de tipo turbofan con hélices contragiratorias.

Este es un elemento clave para optimizar significativamente el consumo de combustible, al tiempo que ofrece el mismo rendimiento de velocidad y la misma experiencia de cabina que los aviones de pasillo único actuales. La hibridación eléctrica es también una de las vías estudiadas para optimizar la eficiencia de propulsión, al tiempo que permite la electrificación de muchos sistemas de aeronaves.

El programa RISE está gestionado por un equipo de ingenieros de GE y Safran que cuentan con una hoja de ruta tecnológica completa: aspas de ventilador compuestas, aleaciones metálicas resistentes a muy altas temperaturas, compuestos de matriz cerámica (CMC), hibridación eléctrica y fabricación aditiva. El programa RISE incluirá más de 300 prototipos de componentes, módulos y ensamblajes completos del motor. Las pruebas en tierra de un demostrador de motores están planificadas en los sitios de prueba de GE y Safran para mediados de la década, seguidas de cerca por pruebas de vuelo.

El primer acuerdo marco de 1974 que creó CFM International, una empresa conjunta al 50% entre los dos fabricantes de motores del sector aeronáutico, redefinió lo que era la cooperación internacional y cambió el rumbo de la aviación civil. La asociación se renovó en 2008 para el lanzamiento del programa LEAP.

CFM es hoy en día el proveedor líder mundial de motores para la aviación comercial, con una gama de productos cuya eficiencia, confiabilidad y bajo costo total de propiedad establecen estándares en la industria. Se han entregado más de 35.000 motores CFM a más de 600 operadores en todo el mundo y han acumulado más de mil millones de horas de vuelo.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest