dreamair
STC Aviation Services, +34 619 887 211

Air France realizó el martes su primer vuelo transoceánico ‘verde’

El vuelo operado por Air Fance con un Boeing 747-300ER despegó de París – Charles de Gaulle el 6-4-2010 y aterrizó en Miami, convirtiéndose en el primer vuelo transoceánico verde de la compañía. Según indica Air France en su web, se presenta como el resultado de la cooperación entre los diferentes actores involucrados en vuelos transatlánticos, a saber, Aeropuertos de París, la Dirección General de Aviación Cvil francesa, NATS, Nav-Portugal, NAV CANADA, la FAA, SESAR y Air France.

 

 

Durante el vuelo, a partir de la hora nueve y treinta minutos, se llevaron a cabo una serie de procedimientos para mejorar la eficiencia energética de la aeronave. Estos procesos optimizados, aplicados en cada etapa de vuelo y en coordinación con todos los participantes del proyecto, han permitido reducir el consumo de combustible, y por lo tanto las emisiones de dióxido de carbono que se reduzca durante el vuelo, de rodaje en París – Charles de Gaulle derecho a través de la llegada a la parada de taxis en Miami.

La aplicación coordinada de estos procedimientos durante el vuelo ha comportado reducir las emisiones de CO2 en 6,9 toneladas y en 2-3 toneladas de jetfuel.

 

Procedimientos aplicados

Entre los procedimientos aplicados los siguientes pueden ser citados:

Cortos tiempos de rodaje, en coordinación con Aeropuertos de París en la Paris-Charles de Gaulle y con la FAA en Miami aeropuerto.

Ascenso continuo, en coordinación con el tráfico aéreo reportado por DGAC.

Durante la fase de crucero, la altitud y la velocidad óptima se seleccionaron constantemente para reducir el consumo de combustible en relación con los centros de control en ruuta del tráfico aéreo en Francia,  el Reino Unido, Portugal, Canadá y los EE.UU.

Por último, durante el descenso contínuo, coordinado por EE.UU. control del tráfico aéreo.

Durante la salida y llegada fases, los procedimientos utilizados también ayudó a minimizar los niveles de ruido hasta en siete decibelios (Una reducción de 3 dB equivale a reducir a la mitad los niveles de ruido).

 

Cuando estas optimizaciones se apliquen a todos los vuelos de Air France de larga distancia desde y hacia América del Norte, las emisiones de CO2 se reducirán en 135.000 toneladas por año, con un ahorro de combustible de 43.000 toneladas.

Este primer vuelo transatlántico, totalmente optimizado de principio a fin, es fruto del proyecto AIRE (Atlantic Interoperability Initiative to Reduce Emissions), una iniciativa conjunta entre la Comisión Europea, la FAA de EEUU y dirigido por SESAR-JU.