dreamair

Spanair firma dos contratos de mantenimiento con Lufthansa Technik y Adria con los que ahorrará costes

Dentro del conjunto de medidas de restructuración de Spanair, la compañía ha firmado un Nuevo contrato de mantenimiento con la compañía Lufthansa Technik, filial de la aerolínea alemana y una de las líderes del mercado de mantenimiento, reparaciones y overhaul aéreos (MRO). También ha firmado otro contrato con Adria Technical Services. Ambos contratos mejoran sustancialmente las condiciones económicas en el mantenimiento de la flota de la aerolínea con base en Barcelona, suponiendo un importanteahorro para los próximos años.

Según informó hoy Spanair, el acuerdo de mantenimiento pactado entre Spanair y Lufthansa Technik es el llamado TTS; Total Technical Support (apoyo técnico total) un servicio exclusivo creado por la empresa alemana que abarca un importante numero de servicios como el apoyo a los repuestos de aviones Airbus, incluyendo mantenimiento en las bases, reparación, revisión y documentación de piezas, y los servicios integrales que requieren los motores de la serie V2500: desde el mantenimiento general a las reparaciones y revisiones, ingeniería y los servicios logísticos, así como el apoyo con motores de repuesto.

 

Además, Spanair ha firmado un contrato para los próximos cinco años con Adria Technical, la división de mantenimiento de la aerolínea nacional de Eslovenia, con sede en el aeropuerto de Ljubljana, que como Spanair, Lufthansa, Continental o Singapore Airlines, es uno de los 26 miembros de Star Alliance. Así, a partir del mes de enero de 2011 y durante los próximos cinco años, todos los aparatos del modelo Airbus de Spanair volarán a Eslovenia para ser sometidos a los obligatorios controles de mantenimiento pesado de fuselajes.

 

Con estos dos nuevos contratos de mantenimiento, Spanair ahorrará 42 millones de euros en el periodo 2011-2016, ayudando a mejorar los resultados generales de la compañía, objetivo prioritario de la primera fase del relanzamiento de Spanair, iniciado con la entrada de los nuevos accionistas en la compañía y el traslado de su sede central a Barcelona.

 

Edición y foto: José Fernández