Iberia apuesta por el negocio de Mantenimiento Mayor en Barcelona

Hangar de Iberia en el Aeropuerto de Barcelona

Iberia renueva su apuesta por El Prat y, como parte de su nueva estrategia de negocio, Iberia Mantenimiento va a potenciar su actividad de mantenimiento mayor en Barcelona, que realizará en su hangar junto al aeropuerto.

De esta forma, Iberia refuerza su presencia en El Prat con el desarrollo de una actividad capaz de generar empleo de alta cualificación, contribuir a una mayor reindustrialización del área de influencia del aeropuerto y, en definitiva, consolidar el aeropuerto de Barcelona como una gran hub aeronáutico.

Con TELEGRAM recibirás al instante en tu móvil nuestras noticias. Clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Para ello, Iberia Mantenimiento adaptará su hangar de Barcelona e invertirá en talleres de soporte que le permitan desarrollar sus actuales capacidades de realizar revisiones C, y ofrecer en sus instalaciones un servicio integral de mantenimiento mayor.

Esta apuesta de Iberia por el Mantenimiento Mayor se verá impulsada por Vueling, primera compañía del grupo IAG que realizará este tipo de trabajos en el hangar de Barcelona.

Además, este salto cualitativo en la atención que Iberia Mantenimiento ofrece a sus clientes tanto del Grupo IAG como terceros, permitirá aumentar su volumen de negocio y reforzar su posicionamiento como proveedor de referencia para la flota de fuselaje estrecho en el mercado europeo, norteafricano y de Oriente Medio.

Iberia Mantenimiento cuenta en Barcelona con un equipo de 300 profesionales que, inicialmente, atenderán aviones de la familia Airbus A320. El hangar contará con una capacidad de 300.000 horas/hombre al año para este tipo de revisiones.

Además, Iberia Mantenimiento continuará prestando en Barcelona servicios de mantenimiento en línea para la flota de corto y medio radio de Iberia, y de aviones de largo radio de terceros clientes.

El hangar de Iberia Mantenimiento en Barcelona fue construido en 2010 junto a la cabecera de la pista 20 del aeropuerto de El Prat. Cuenta con una superficie de 13.200 metros cuadrados, sobre una parcela de 24.000. La instalación, conocida como “la gran sonrisa” por la forma que adopta el edificio acristalado por el exterior, tiene 40 metros de altura y 200 de longitud y da cabida a cuatro posiciones para aviones de fuselaje estrecho.