Boeing vuelve a producir el 737 MAX pero a ritmo lento

Boeing

Boeing reanudó a finales del pasado mes de mayo la producción del 737 MAX en la planta que la compañía tiene en Renton (Washington). El programa 737 ha comenzado a construir aviones a un ritmo lento, a medida que se implantan más de una docena de iniciativas centradas en la mejora de la prevención y la calidad del producto.

«Nunca hemos dejado de trabajar para que nuestro sistema de producción evolucione y se haga aún más fuerte», afirmó Walt Odisho, Vicepresidente y Director General del programa 737. «Estas iniciativas suponen el siguiente paso en la creación de un entorno de fabricación óptimo del 737 MAX».

Durante la suspensión temporal de la producción, que comenzó en enero, los mecánicos e ingenieros han colaborado para pulir y estandarizar las tareas en cada puesto de la fábrica. Los nuevos procesos de equipamiento también garantizarán que los empleados tengan todo lo que puedan necesitar para construir el avión al alcance de la mano.

«Las medidas que hemos tomado en la fábrica ayudarán a impulsar nuestro objetivo de calidad 100% para nuestros clientes a la vez que se cumple nuestro compromiso permanente de prevención de riesgos laborales», declaró Scott Stocker, Vicepresidente de fabricación del 737.
El programa 737 aumentará gradualmente la producción este año.