Se suspende la feria Farnborough International Airshow y el Air Tattoo, que debían celebrarse en julio

La pandemia del coronavirus se ha llevado por delante otro importante evento aeronáutico que estaba programado para este año. Se trata del la feria bianual Farnborough International Airshow, que debía celebrarse en el Reino Unido del 20 al 24 de julio. 

Los organizadores, tras explicar en un comunicado que el evento se cancela, comentan que «después de una consideración muy cuidadosa, el impacto sin precedentes de la pandemia mundial de Coronavirus ha forzado esta decisión en interés de la salud y la seguridad de nuestros expositores, visitantes, contratistas y personal».

En otro párrafo afirman que «entendemos que esta noticia será una decepción increíble para toda la industria aeroespacial internacional, sin mencionar a nuestros importantes expositores, proveedores y visitantes. En Farnborough International compartimos su decepción por no poder presentar el Airshow según lo planeado, pero tenga la seguridad de que estamos decididos a continuar trabajando juntos y nos aseguraremos de que el Farnborough International Airshow regrese en 2022 mejor que nunca».

La suspensión se ha adoptado cuatro meses antes de la fecha de la feria, lo cual indica que aunque para entonces la pandemia esté en vía de controlarse y, esperémoslo, en claro descenso, el destrozo que ya ha causado en la industria y las incertidumbres que planean sobre la evolución de la pandemia, aconsejan a los organizadores suspenderla cuatro meses antes de antelación sobre la fecha programada.

También se suspende el Royal International Air Tattoo

También se ha suspendido el Royal International Air Tattoo, que se había programado para el 17 al 19 de julio, en la base aérea de la Royal Air Force en Fairford, Reino Unido. Este evento congrega a una amplia representación de aviones militares y patrullas de diferentes países.

En un comunicado los organizadores explican que «esta decisión no se ha tomado a la ligera (…) La crisis, que empeora día a día y cuyas implicaciones son cada vez más profundas, nos ha llevado a concluir que lo más prudente es dejar de planificar este importante evento».

Royal International Air Tattoo

«Air Tattoo depende del apoyo de una amplia gama de partes interesadas, entre ellas la participación de armas aéreas internacionales, profesionales médicos, equipos de seguridad militar y nuestros servicios de emergencia, muchos de los cuales están aportando una contribución fundamental para combatir esta crisis».

«Reconocemos que nuestra decisión tendrá un impacto financiero negativo en nuestros valiosos proveedores y comerciantes, en la economía local que se beneficia tanto de la gran afluencia de personas que llegan al área durante una semana en julio, así como en nuestra organización benéfica matriz. Por esto nos disculpamos».