dreamair

Boeing entrega a Singapore Airlines el primer 787-10 Dreamliner

Boeing

Boeing y Singapore Airlines celebraron ayer la entrega en North Charleston (Carolina del Sur ; EEUU) del primer avión 787-10, el miembro más nuevo y más grande de la familia Dreamliner y un avión que establecerá un nuevo estándar mundial para la eficiencia del combustible. El acto congregó a unas 3.000 personas.

Al igual que los otros 787 Dreamliners, el 787-10 está diseñado con materiales compuestos fuertes y livianos, los sistemas más avanzados y características de cabina diseñadas para ofrecer la máxima comodidad. El 787-10 presenta un fuselaje más largo que le permite transportar unos 40 pasajeros más que el 787-9, pudiendo configurarse con 330 asientos de dos clases.

Boeing

Con la capacidad adicional, el 787-10 proporciona a las aerolíneas el costo operativo más bajo por asiento de cualquier avión de fuselaje ancho en servicio hoy en día.

Singapore Airlines, a través de su filial Scoot, ya vuela en los Dreamliners 787-8 y 787-9. Con la entrega de ayer, el grupo será el primero en operar los tres modelos de Dreamliner. Singapore Airlines ha encargdo a Boeing 68 jets de fuselaje ancho, incluidos 48 787-10 adicionales, y 20 de los nuevos 777-9.

El rendimiento superior del 787-10 y la gran similitud con sus hermanos Dreamliner han despertado un gran interés en todo el mundo, incluso en Asia, donde el jet puede conectar todos los puntos dentro de la región. El 787-10 también ofrece a los operadores asiáticos la flexibilidad de volar a Europa, África y Oceanía.

Boeing

Singapore Airlines planea poner los primeros 787-10 a partir del próximo mayo en vuelos desde Singapur a Osaka, Japón y Perth, Australia. Antes de la introducción de estos servicios, la aeronave será operada en vuelos seleccionados a Bangkok y Kuala Lumpur para fines de capacitación de la tripulación.

 

Desde 2011, más de 640 Dreamliner han entrado en servicio, habiendo transportdo a más de 230 millones de personas en más de 680 rutas únicas en todo el mundo, ahorrando aproximadamente 23,000 millones de libras de combustible.