dreamair

Tecnatom vende a la francesa CCA un robot articulado para inspección por ultrasonidos de piezas aeronáuticas

Foto: Tecnatom

Foto: Tecnatom

La compañía francesa Corse Composites Aéronautiques (CCA) ha adjudicado a Tecnatom, ubicada en San Sebastián de los Reyes (Madrid), el suministro de un nuevo equipo de inspección por ultrasonidos basado en robots articulados.

De esta forma, Tecnatom amplía y consolida la venta de sus equipos de última generación, ya que en los últimos meses ha firmado contratos similares con Airbus Nantes, Sofitec, KAI y Aerocomposit Kazan.

El nuevo sistema consiste en un robot montado sobre un carril lineal. Incorpora un yugo con capacidad para realizar la inspección mediante técnica de transmisión, lo cual resulta muy eficiente para la inspeccionar de forma automática las piezas aeronáuticas durante su proceso de fabricación.

Especializada en la fabricación de piezas complejas en composite para el sector aeroespacial, en la última década CCA ha desarrollado un plan de negocio en torno a la fabricación de tres familias de productos. Son: trampas del tren de aterrizaje delantero, componentes de las alas y del fuselaje y carenas del motor del tipo barrels. Los resultados obtenidos la han llevado a estar presente en importantes programas aeronáuticos de Airbus, Dassault, Safran, Latecoere, Aerolia y EADS Sogerma.

Esta adjudicación se suma, por tanto, a la buena acogida que el mercado está dispensando a los equipos de Tecnatom por su capacidad para inspeccionar, con calidad y fiabilidad, este tipo de componentes de geometrías complejas a las elevadas velocidades requeridas por el entorno industrial de producción.

Sobre Tecnatom

Tecnatom es una de las compañías multinacionales líderes en ingeniería, presente en 32 países y con más de 50 años de experiencia en Ensayos No Destructivos. Con una facturación en 2012 que ha superado los 115 millones de euros y un equipo humano compuesto por más de 850 personas, Tecnatom comenzó su actividad ligada al mercado nuclear desde donde ha diversificado y extendido su tecnología hacia nuevos mercados industriales estratégicos: térmico, petroquímico, transporte y aeroespacial. Este último segmento representa entorno al 6% de facturación.

La compañía desarrolla una tecnología propia de última generación para la inspección por ultrasonidos durante los procesos de fabricación de piezas aeronáuticas y para actividades de investigación y desarrollo en laboratorios, que permanentemente actualiza y mejora a través de sus actividades de I+D+i.

Esta tecnología presenta grandes ventajas operativas, ya que se consigue inspeccionar con gran precisión y a gran velocidad todo tipo de componentes aeronáuticos que, a diferencia de otro tipo de componentes, se caracterizan por sus grandes dimensiones y por configuraciones geométricas complejas.