dreamair

El portavoz de Air Berlin en España critica el aumento de las tasas aeroportuarias

Los representantes en España y Portugal de Air Berlin, Álvaro Middelmann y Paul Verhagen han ofrecido hoy en Barcelona una rueda de prensa para presentar la campaña de invierno 2012-2013 de la compañía, cuyo rasgo más sobresaliente es la reducción de la oferta de plazas al cancelarse algunas rutas.

En concreto, las conexiones directas desde Lisboa y Oporto a Mallorca y desde Ibiza y Mahón a Alemania, Austria y Suiza se suspenden a partir de este mes de manera temporal durante la temporada de invierno. Asimismo, se suspenden las rutas desde Barcelona a Hamburgo y Sttutgart.

Durante el ciclo invernal que se avecina Air Berlin despegará de 13 aeropuertos españoles a 20 destinos de Alemania, Austria y Suiza, con lo que pondrá de manifiesto su sólida presencia en el mercado español. Además, ofrecerá vuelos directos desde tres aeropuertos portugueses (Faro, Funchal y Madeira) a los tres países antes citados.

Álvaro Middelmann y Paul Verhagen durante la rueda de prensa / Foto: JFG

Álvaro Middelmann y Paul Verhagen durante la rueda de prensa / Foto: JFG

El descenso de la oferta de vuelos se debe a diversos factores. Uno de ellos «es la navegación aérea, que se enfrenta a grandes desafíos, como los costes adicionales a causa de las tasas aéreas y las elevadas tasas de los aeropuertos españoles», según se indica en un comunicado de Air Berlin. También influye la «fortaleza del dólar y el aumento de los precios del queroseno», además de la típica estacionalidad del transporte aéreo española causa del turismo.

Middelmann dijo que la compañía se esta reposicionando en el mercado a raíz de su entrada en marzo de este año en la alianza Oneworld y que el factor clave es «mejorar la conectividad internacional» con las compañías del grupo y con Ethiad Airways, con la que recientemente formó un acuerdo de colaboración estratégica.

El hub de Berlín crecerá en 2013

Al referirse al hub de Berlin explicó que experimenta una fase de crecimiento, que se hará patente en 2013, gracias al aumento de las conexiones con los países escandinavos y con Rusia. No obstante, aseguró que el retraso en la apertura del nuevo aeropuerto de Berlín, previsto para octubre de 2013 les supone un «quebradero de cabeza por los esfuerzos que hacemos por mejorar el servicio».

Sobre esta cuestión, Paul Verhagen, que a principios de 2013 relevará a Middelmann, comentó a AeroTendencias que Air Berlin negocia con las autoridades alemanas contraprestaciones por los perjuicios que les está ocasionando el retraso en la apertura del nuevo aeropuerto.

En otro momento de su declaraciones descalificó medidas como la tasa de carbono adoptada por la Unión Europea, pues no tiene sentido que se decreten «medidas unilaterales en el marco globalizado» del transporte aéreo y recordó que siempre ha preconizado que este tipo de medidas deben acordarse desde la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Asimismo, criticó la falta de progresos tangibles en lo referente a la implementación del Cielo Único Europeo. «Se habla mucho de este tema pero no se progresa nada. Los aviones siguen volando en zig-zag y los controladores no colaboran todo lo que sería de desear. Si pedimos cada vez ‘más Europa’ debería tenerse en cuenta esta cuestión», dijo Middelmann.

Air Berlin, que transportó en 2011 un total de 35 millones de pasajeros, de los que 12 millones corresponden a España y Portugal, operará esta temporada 607 frecuencias semanales, de las que 300 se realizarán desde el aeropuerto de Palma de Mallorca. Empezó el año con 165 aviones, pero en la actualidad emplea a 155 aparatos.

Reducir costes y aumentar la sostenibilidad

Esta es una de las medidas de reducción de costes que se han puesto en marcha para reducir las pérdidas de la aerolínea. Una de las más destacas medidas en cuanto a sostenibilidad es la reducción del consumo de combustible. En la actualidad, cada pasajero gasta 3,5 litros de queroseno por 100 km. recorridos. Dentro de cinco años se aspira a rebajar el consumo en 2,9 litros.

Otra medida de reducción de costes, y de optimización de las estrategias de márketing, concierne al ámbito publicitario. La reducción de costes se compensa con la creación de pequeñas webs, desde las que se promocionan los atractivos turísticos relacionados con los destinos a los que vuela Air Berlin.

En el turno de preguntas, los representante Middelmann y Verhagen reiteraron que Air Berlin no es compañía de bajo de coste y que deberán hacer esfuerzos por advertir a los expertos en turismo y transporte aéro que elaboran estudios y estadísticas sobre este tipo de aerolíneas para que no incluyan a Air Berlin en este segmento de compañías.

Porque si en el pasado reciente algunos expertos calificaban a la compañía de «falsa low cost», ahora está claro que ya es una aerolínea de red por la variedad de destinos, calidad de los servicios que ofrece a los usuarios, su integración en Oneworld y el precio de los billetes.

Texto, foto y vídeos: José Fernández