dreamair
STC Aviation Services, +34 619 887 211

Este año estarán operativos los cuatro A400M que se utilizarán para certificar el avión

El primer vuelo del A400M se produjo el 11 de diciembre 2009 y desde entonces ha acumulado unas 40 horas de vuelo en una docena de ciclos. Ayer, Domingo Ureña-Raso, director de Airbus Military, ha manifestó en una rueda de prensa que eran pocas, pero dijo que se ha debido a la mala climatología, muy lluviosa en Andalucía. Las hélices del avión están equipadas con unos sensores que son muy sensibles a la humedad. Hace unos día el primer A400M se trasladó a Toulouse, para proseguir los vuelos de prueba.

Ureña-Raso explicó el calendario que debe llevar el programa del avión. Por lo que se refiere a los aviones de pruebas es este: el segundo A400M se ha entregado recientemente al equipo de pruebas de vuelo en Sevilla y debería hacer su primer vuelo en las próximas semanas. El ensamblaje del tercer avión avanza y debería finalizar dentro del primer semestre del año. Respecto del cuarto avión, todas sus piezas se encuentran en Sevilla, para ser ensambladas. El vuelo de este aparato se prevé para diciembre de 2010.

 

Posteriormente, comenzaría la producción, aunque ésta no tendrá carta de naturaleza hasta 2013, cuando se entreguen cuatro aviones. En 2014 serían ocho, para llegar a una cadencia de producción de 2 o 2,5 aviones al mes en 2016.

 

Exportación problemática

Domingo Ureña-Raso dijo que será difícil que el programa del A400M sea rentable. La exportación es tal vez la única oportunidad de Airbus Military y la empresa empezará a elaborar su estrategia en este sentido a partir del segundo semestre del año.

 

Airbus Military considera que hay un potencial de exportación de 500 aviones en el mundo durante los próximos 30 años, sin contar con China ni las naciones exsoviéticas. Domingo Ureña-Raso ha reafirmado el compromiso de la empresa a invertir en el mercado de EE.UU. La mitad de las ventas deberían producirse en EEUU. Pero además del posible obstáculo del proteccionismo de EEUU a su propia industria, otro inconveniente es que la cadena de producción estará acupada muchos años con la fabricación de los 178 aviones encargados por los siete países impulsores del proyecto.

 

Edición: JFG / Foto: Airbus Militay