El satélite de detección de la biomasa forestal toma forma

Construcción del satélite Biomass / Airbus Defence and Space

Biomass, el satélite de medición forestal de la Agencia Espacial Europea (ESA), está tomando forma en las instalaciones de Airbus en Stevenage con la plataforma del modelo estructural finalizada. De acuerdo con las directrices del Gobierno del Reino Unido, la planta de Stevenage es segura (COVID), lo que permite que la producción de la nave espacial continúe de forma segura.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

El ensamblaje de la estructura mecánica del satélite no se pudo llevar a cabo según lo previsto debido al COVID. Sin embargo, durante los meses de abril y mayo de 2020 el equipo de Airbus puso en marcha una solución digital para permitir la colaboración con ESA y los suministradores, asegurando el progreso continuado en el desarrollo de la estructura mecánica del satélite.

Los equipos de Airbus finalizaron la construcción de la estructura en la segunda mitad de 2020 y el hardware de integración en la plataforma del modelo estructural se completó a principios de enero de 2021. El Modelo Estructural se encuentra ahora en Airbus Toulouse para su campaña de ensayos mecánicas.

Richard Franklin, Director General de Airbus Defence and Space UK, dijo: «A pesar de la pandemia, los equipos se han esforzado por encontrar formas innovadoras de mantener la fabricación en marcha. Los progresos realizados demuestran el alto nivel de habilidades y capacidades de los equipos de Airbus y su compromiso de cumplir con el proyecto».

Michael Fehringer, Director del Proyecto de Biomass de la ESA, dijo: «El estado de la construcción de la estructura a día de hoy es un logro notable dada la cantidad y la variedad de problemas a los que los equipos tuvieron que enfrentarse».

Biomass es una misión Earth Explorer de la ESA cuyo lanzamiento está previsto para 2022. Medirá la biomasa forestal para evaluar las reservas y flujos de carbono terrestre durante cinco años. La nave espacial llevará el primer radar de apertura sintética en banda P para proporcionar mapas excepcionalmente precisos de la biomasa de los bosques tropicales, templados y boreales que no se pueden obtener mediante técnicas de medición en tierra.