dreamair

Astrium estudia la retirada de grandes desechos espaciales

Astrium ha firmado un contrato de estudio con la agencia espacial francesa, el CNES. Este estudio analizará los conceptos y las tecnologías existentes y determinará cuáles pueden utilizarse para capturar desechos espaciales de gran tamaño, como los que se producen en las fases de lanzamiento y al final de la vida útil de los satélites.

El estudio, titulado «The development of concepts and technologies for handling space debris» (el desarrollo de conceptos y tecnologías para el tratamiento de la basura espacial), se llevará a cabo como parte del programa Orbit Transfer Vehicle (Vehículo de transferencia orbital, OTV) del CNES. Ayudará a definir los parámetros necesarios para desarrollar conceptos de vehículos espaciales adecuados a través de un enfoque en dos pasos denominado demostrador tecnológico OTV-DEMO/X, seguido por un demostrador del sistema conocido como OTV-DEMO/Y.

Se espera que el desarrollo de estos vehículos sea gestionado a través de la cooperación internacional, por lo que veremos a Astrium estableciendo colaboraciones durante esta fase del estudio que se consolidarán a medida que avance el programa OTV. Con Astrium colaborarán en el estudio Surrey Satellite Technology Ltd (SSTL, Reino Unido), una filial de Astrium, la École Polytechnique Fédérale de Lausanne (EPFL, Suiza), Bertin Technologies (Francia) y Oceaneering Space Systems (EE.UU.).

El estudio otorgado a Astrium es la continuación de un contrato de estudio de 2011 que identificó un gran número de conceptos clave, que ahora se consolidarán, seleccionarán y ampliarán. Los más prometedores de ellos se valorarán con vistas a identificar su coste y calendario de desarrollo.

Tarea compleja

La recuperación de los desechos espaciales «no cooperativos» es una tarea compleja que implica su identificación y posterior acercamiento a ellos. A continuación es necesario evaluar su estado de deterioro tras varias décadas en el espacio y su órbita global antes de su captura mediante métodos adecuados y su ulterior puesta fuera de órbita.

«A través de este último estudio, Astrium preparará el camino para solucionar un problema de gran importancia para todos los usuarios del espacio», declaró el CEO de Astrium Space Transportation, Alain Charmeau. «Gracias a la movilización de nuestros recursos industriales conjuntamente con los de las agencias nacionales, pondremos en marcha soluciones y tecnologías innovadoras capaces de hacer frente a la basura espacial y, de este modo, garantizar un desarrollo sostenible del espacio».

Los estudios recientes llevados a cabo por la Agencia Espacial Europea y la NASA han demostrado que la cantidad de basura espacial, particularmente en una órbita terrestre baja, podrían causar una «cascada de colisiones», también conocida como efecto Kessler, que podría poner en jaque toda la actividad espacial durante 50 años. Estos estudios también señalan que dicho efecto podría estabilizarse eliminando, entre la actualidad y el año 2020, de cinco a 10 desechos espaciales de gran tamaño. Éste es el escenario en el que se realizará el estudio de OTV confiado a Astrium.