Rolls-Royce fabricará los motores que alargarán la vida operativa del bombardero B-52

La filial estadounidense de Rolls-Royce ha sido seleccionada por la Fuerza Aérea de Estados Unidos para renovar la motorización de 76 bombarderos Boeing B-52 Stratofortress. La decisión significa que el motor Rolls-Royce F-130 de fabricación estadounidense impulsará al B-52 durante los próximos 30 años.

El F130 y su familia comercial de motores han acumulado más de 27 millones de horas de vuelo. El F130 es el recambio idóneo para el B-52 con confiabilidad probada, excelente costo de ciclo de vida y bajo riesgo de integración.

Con TELEGRAM recibirás al instante en tu móvil nuestras noticias. Clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Una variante del motor Rolls-Royce seleccionado para impulsar el icónico B-52 ya está en servicio con la USAF en todo el mundo, impulsando tanto el avión C-37 como el E-11 BACN.

El F130 ofrece una confiabilidad sobresaliente con una alta preparación para la misión y bajas demandas de mantenimiento. Una vez instalado, el F130 puede permanecer en vuelo durante toda la vida útil prevista del B-52, que podría llegar hasta el año 2.050.

Además, el motor F130 proporcionará una eficiencia de combustible mucho mayor, posibilitando un mayor alcance y menor intervención de los aviones cisterna. Además, el motor está listo para la integración con las herramientas de ingeniería digital de última generación de Rolls-Royce.

Rolls-Royce construirá y probará los motores F130 en sus instalaciones de Indianápolis, Indiana, después de haber invertido en la fábrica 600 millones de dólares para revitalizar el campus de fabricación avanzada. El contrato del B-52 crea una demanda de 650 motores, de los que 608 se instalarán en los B-52 y el resto quedarán para repuesto.

B-52 / Wikipedia

El coste del contrato ronda los 2.600 millones de dólares. El fabricante asegura que el encargo comportará 150 nuevos trabajos de alta tecnología y alta calificación para el estado de Indiana.

Rolls-Royce tiene una historia larga y exitosa que brinda el poder de proteger a los clientes militares de EE. UU., Habiendo entregado miles de motores a la Fuerza Aérea de los EE. UU. Durante más de 70 años. Rolls-Royce impulsa los C-130H, C-130J, CV-22 Osprey y Global Hawk en la flota de la USAF. Todos estos motores se diseñaron y fabricaron en Indianápolis.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email