dreamair

Segunda fase del despliegue para el ejercicio Red Flag Nellis 16-4

Ejército del Aire

Uno de los pilotos del Ala 12 sube a la aeronave que pilotará sobre el océano Atlántico y parte de Estados unidos hacia Nevada / Ejército del Aire

Hoy ha partido camino de la Base Aérea de Nellis, Estado de Nevada (EEUU), el grueso de la Agrupación Aérea Expedicionaria del Ejército del Aire que participará en el ejercicio Red Flag Nellis 16-4 con cerca de 200 miembros.

El despliegue de la Agrupación comenzó el pasado 29 de julio con el envío hacia el continente americano de dos aviones C-130 Hércules transportando diverso personal y material. Desde entonces otros dos Hércules más han viajado a EEUU para complementar y apoyar el despliegue.

Grupo de pilotos / Ejército del Aire

Grupo de pilotos de F-18 que han partido hoy para el ejercicio Red Flag 16-4 / Ejército del Aire

Los medios que hoy se han proyectado son 8 aviones EF-18 pertenecientes a las Alas 12 y 15 y un Boeing-707 del 47 Grupo Mixto de Fuerzas Aéreas.

Los aviones de combate serán apoyados para el vuelo transoceánico por aviones cisterna KC-10 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Estos medios, tras un exhaustivo planeamiento, proporcionarán a los cazas el combustible necesario para que, sobrevolando el Océano Atlántico, siempre cuenten con un remanente del mismo que les permita llegar a su destino sin riesgos.

Ejército del Aire

Ejército del Aire

Este vuelo de los EF-18 ha sido apoyado por un amplio y finamente sincronizado dispositivo de Busqueda y Salvamento (SAR) cubriendo de manera escalonada los distintos tramos de la ruta transoceánica.

Los medios SAR nacionales, compuestos por un P.3 Orión, dos D.4 VIGMA y un HD.21 Superpuma, apoyados por medios aéreos portugueses, han operando desde los aeródromos de Santiago de Compostela y Lajes, en las Islas Azores (Portugal). Abordo de los medios SAR nacionales se encontraba destacado personal rescatador del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas del Ejercito del Aire (EZAPAC) para, llegado el caso, saltar en paracaídas con su equipo y asistir al superviviente eyectado hasta la llegada de los equipos de rescate.