dreamair

España abandona la base afgana de Qala-i-naw y el aeródromo

Un Hércules español en Qala-e-naw / Foto: Ministerio de Defensa

Un Hércules español en Qala-i-naw / Foto: Ministerio de Defensa

El pasado 25 de septiembre tuvo lugar la transferencia de la Base de Qala-i-Naw a las Fuerzas Armadas afganas. La ceremonia fue presidida por el ministro de Defensa Pedro Morenés. Horas después de la salida del ministro se produjo el aterrizaje del Hércules T.10-08 en la pista de Qala-i-Naw para trasladar a 70 militares y civiles, integrantes del contingente español que quedaban en la Base.

Realizado el embarque sin novedad, a las 13:55 hora local se realizó el que posiblemente será el último despegue de una aeronave española de la localidad de Qala-i-Naw, al menos en apoyo a las tropas españolas. La tripulación estaba compuesta por los capitanes Luna, Castro y Guerrero, el brigada Marañón, el sargento 1º Garrido y el cabo Bóveda pertenecientes al Ala 31. Como escolta de seguridad se encontraban: el brigada Lacunza y los soldados Megina y Rodero pertenecientes al Escuadrón de Apoyo al despliegue Aéreo (EADA).

Atrás quedan los múltiples aterrizajes de los Hércules del Ala 31 y de los T-21 del Ala 35 en una exigente pista, encerrada entre lomas y de reducidas dimensiones. El primero fue el 6 de Junio de 2005 con la toma, en una pista no preparada, del Hércules T.10.10 tripulado por los entonces comandante Sansano, capitán Almagro, tenientes Vicente y Carrió, subteniente Julián, brigada Aparicio, sargento 1º Sencianes, sargento Becerra pertenecientes al Ala 31; el sargento Giz, cabo 1º Romero y soldado Trillo del EADA facilitaron la escolta de seguridad.