dreamair

Dream Flyers hará los vuelos de formación desde el Aeropuerto de Sabadell

Dos aviones de Dream Flyers

Dos aviones de Dream Flyers

La escuela de pilotos Dream Flyers, en marcha desde hace poco menos de un año en Barcelona, hará las clases prácticas en el Aeropuerto de Sabadell. La compañía inauguró el pasado sábado un hangar de más de 500 metros cuadrados a las instalación sabadellense, donde tiene sus aeronaves, además de una sala de simulación de vuelo.

El responsable comercial de la escuela de pilotos, Manuel Alonso, comentó que han elegido el Aeropuerto de Sabadell por su tradición en ámbito formativo: «Por el aeródromo hemos pasado muchos de los pilotos que ahora estamos en activo». En este sentido, uno de los principales objetivos de Dream Flyers es contribuir a la recuperación de las operaciones aéreas con los vuelos de prácticas.

Dream Flyers se instala en la ciudad para poder ofrecer la formación práctica a las dos primeras promociones de pilotos. De hecho, las prácticas en el Aeropuerto de Sabadell está previsto que empiecen el próximo mes de noviembre. Desde la escuela de pilotos confían que el traslado a la ciudad también ayudará a captar nuevos alumnos interesados al convertirse en pilotos y, para conseguirlo, también ponen varias facilidades.

Hángar en el que Dream Flyers guarda su flota de aviones

Hángar en el que Dream Flyers guarda su flota de aviones

Por un lado, tienen unos precios más competitivos, ajustados al actual contexto de crisis económica y pensados para generar confianza en la escuela, dado que es de nueva creación. De la otra, facilitan a los alumnos poder pagar el curso a plazos, para que el esfuerzo económico que tienen que hacer no sea tanto importante.

Dream Flyers llega al Aeropuerto de Sabadell después del cierre de la escuela de pilotos Top Fly, en junio del 2011. El caso estuvo rodeado de polémica, porque el centro había dejado de pagar los profesores y cerró a medio curso, dejando todos los alumnos sin el título y sin el dinero que habían pagado para obtenerlo.

Desde Dream Flyers son conscientes que este escándalo los perjudica de forma indirecta, porque «el cierre de un negocio del mismo sector siempre crea cierta desconfianza». Sin embargo, Alonso insiste que cada escuela es diferente y que en este caso el principal punto a favor es que está formada por pilotos.

«Todos los profesores hemos pasado por el proceso de formación y podemos adaptar nuestra formación a las necesidades reales del mercado», ha explicado. Por todo ello, Alonso asegura que Dream Flyers aspira a convertirse en un referente y a ganarse la confianza de los alumnos.

Texto: Radio Sabadell