NetJets anuncia su intención de adquirir a Aerion 20 jets supersónicos AS2

El jet supersónico AS2 de Aerion

Aún quedan años por delante para que los vuelos comerciales supersónicos vuelvan a ser realidad, pero también es cierto que ya se llevan varios años trabajando para lograr ese objetivo. Ahora se ha dado un nuevo, lo cual revela que hay un nicho de negocio a la vista ya que se van concretando inversiones.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Así parece deducirse del memorándum de intenciones que han firmado NetJets, primer operador mundial de jets de negocios de propiedad compartida -su flota mundial es de 760 jets-, y la empresa estadounidense Aerion, que proyecta construir el jet supersónico AS2. Según ha revelado NetJets en un comunicado, proyecta comprar 20 jets supersónicos, que podrían servir para lanzar la plataforma Aerion Connect, a través de la cual se ofertarían vuelos supersónicos operados por NetJets.

El primer prototipo del Aerion AS2 se empezará a construir en 2023 en la nueva fábrica que se levantará en Melbourne (Florida). La previsión es efectuar el primer vuelo en 2025. Sobre el papel el avión tendrá una autonomía de vuelo de 7.780 km. a Mach 1.4 y podrá transportar entre 8 y 12 pasajeros. Podrá volar de Londres a Nueva York en 4 horas y media y de Nueva York a Moscú en 6 horas. 

NetJets informó en su nota de prensa que el AS2 «romperá la barrera del sonido aprovechando la tecnología Boomless Cruise» de Aerion, que posibilita que el estampido sónico que se genera al romper la barrera del sonido «refracte capas de aire más densas y cálidas, lo que permite que el AS2 alcance velocidades supersónicas sobre tierra sin que el estampido potencialmente dañino llegue al suelo».

Según han publicado diversas webs, Aerion ya acumula un potencial de pedidos entorno a 300 jets. Por tanto, no es de extrañar que la escuela de pilotos FlightSafety International también haya alcanzado un acuerdo con Aerion y NetJets para formar pilotos para el jet supersónico.