El Aeropuerto de Valencia pone en servicio una nueva zona de salidas internacionales

Imagen de la nueva zona de salidas / Aena

El Aeropuerto de Valencia ha puesto en servicio una nueva zona de salidas internacionales no Schengen ubicada en el área de embarques de la Terminal 2. Culmina así el plan de remodelación de las zonas internacionales del aeropuerto valenciano, que comenzó el pasado año en la zona de llegadas y que ha supuesto una inversión total, con instalaciones de equipos incluidas, de más de 2,6 millones de euros.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Esta nueva sala internacional, desde la cual ya están operando vuelos no Schengen, abarca un 25% de la superficie destinada a salidas en la terminal valenciana y cuenta con cuatro puertas de embarque, dos cabinas con dos posiciones cada una para el control manual de pasaportes y 12 equipos automáticos ABC System (Automatic Border Control).

En cuanto a los equipos automáticos para el control de fronteras, que realiza la Policía Nacional, las máquinas ABC suponen una mejora al utilizar una comprobación biométrica facial y/o dactilar que permite una verificación de la identidad en pocos segundos, agilizando así este proceso. Los 12 equipos que se han puesto en marcha en salidas, se suman a los 11 equipos ya operativos en la zona de llegadas y a los 7 instalados en la Terminal 1 para su futuro uso, sumando un total de 30 equipos ABC.

Con esta actuación llevada a cabo en la zona de salidas, termina la remodelación de las zonas internacionales del aeropuerto valenciano, que el pasado año ya acometió obras de mejora en la sala internacional de llegadas, ampliando la superficie previa al control de pasaportes, instalando tres nuevas cabinas y equipamiento automático para el control de pasaportes, construyendo un nuevo núcleo de aseos y reubicando la Aduana, entre otras actuaciones.

Este proyecto de renovación y reorganización de las zonas internacionales del Aeropuerto de Valencia permite mejorar el servicio prestado tanto a las aerolíneas como a los pasajeros adaptando la infraestructura a los diferentes perfiles de tráfico y permitiendo un uso más flexible de las instalaciones.