La EASA certifica el Pilatus PC-24 para operar en pistas de cesped, tierra húmeda y nieve

Pilatus ha recibido de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) la certificación para despegues y aterrizajes en césped, tierra húmeda y nieve, de su jet PC-24 Super Versatile, lo cual lo convierte en el avión comercial más flexible del mundo.

Pilatus ahora ha obtenido la certificación completa para que el PC-24 pueda operar en pistas no asfaltadas. La certificación para operaciones en arena seca y grava ya la tenía desde 2018, cuando se certificó el avión. A lo largo de 2019 se llevó a cabo una campaña de prueba integral posterior a la certificación para certificar el Super Versatile Jet para operar en pistas sin pavimentar y en diferentes condiciones. Con efecto inmediato, todos los PC-24 ahora también se pueden operar en pistas sin pavimentar mojadas y cubiertas de nieve.

El doble de aeropuertos, solo con la PC-24

El PC-24 fue desarrollado para operar en pistas irregulares. Su rendimiento sobresaliente en pistas cortas y sin pavimentar abre un sorprendente grado de flexibilidad y nuevas posibilidades. En comparación con otros aviones comerciales actualmente en el mercado, el PC-24 proporciona acceso a casi el doble de aeropuertos en todo el mundo. Más aeropuertos significan más opciones: llevar a los operadores a sus destinos más rápido, con un valioso ahorro de tiempo.

Pruebas en todo el mundo

La EASA exige que se realicen pruebas para la certificación de la capacidad de despegue y aterrizaje en diferentes pistas. Después de una evaluación cuidadosa de las condiciones locales, se realizaron pruebas en lugares de América y Europa.

La excelente pista de aterrizaje en Goodwood, Inglaterra, fue seleccionada para las pruebas en hierba seca. Se llevaron a cabo otras pruebas en pistas de césped en Kunovice, en la República Checa, en Poitiers, en Francia, y en Duxford, Inglaterra. En Woodbridge, Inglaterra, se reprodujeron condiciones complejas en parte para cumplir con todas las especificaciones de prueba para despegues y aterrizajes en superficies de tierra húmeda. El PC-24 también voló en Norteamérica: se realizaron pruebas en pistas de grava cubiertas de nieve en Kuujjuaq en Canadá.