dreamair

SEPLA dice que los recortes de INAER amenazan la operaciones de helicópteros en España

INAER, la principal empresa de servicios de helicópteros del país, ha recortado en las prestaciones de muchas de las aeronaves que realizan servicios básicos para la sociedad como son la extinción de incendios o el servicio de ambulancias aéreas. El personal ha sido el primer afectado por dichos recortes. Los pilotos han visto reducidos sus salarios en más de 750 euros al mes en tan sólo dos años.

Además, la empresa ha despedido a muchos de sus pilotos y mecánicos, que se suman a los que voluntariamente se han ido a trabajar a empresas de otros países ante la precaria situación laboral. La escasez de personal ha obligado a la empresa a tener que reestructurar a la baja la plantilla destinada a las operaciones, con lo que a día de hoy hay menos personas dedicadas a atender las necesidades de un vuelo.

Así, en el caso de los mecánicos, existe un grave problema de repuestos en el almacén, que retrasa considerablemente las tareas de mantenimiento de las aeronaves. El óptimo mantenimiento de los helicópteros es una pieza fundamental para la seguridad aérea. Por su parte, en el caso de los pilotos, INAER ha decidido degradar a los copilotos de los servicios medicalizados HEMS en muchas Comunidades Autónomas –lo que se conoce como servicio de ambulancias aéreas- a la categoría de tripulantes HEMS.

Esto significa que un copiloto con su correspondiente habilitación y capacidades técnicas deberá ejercer también funciones de enfermero tripulante a bordo. La empresa consigue así ahorrarse los costes de los tripulantes -que son sustituidos por un piloto-, y dejar el puesto de copiloto vacío, limitando los recursos humanos exigibles para un desarrollo óptimo de la operación.

Vulneración de la normativa

La polivalencia del copiloto va en contra de la normativa europea sobre la materia y de los propios pliegos de condiciones técnicas de los helicópteros HEMS de Castilla y León, que exige que una tripulación aeronáutica esté formada por un piloto, un copiloto y un TMA (Técnico de Mantenimiento de Aeronaves) de forma permanente. En Aragón han intentado una operación similar, algo que la Administración autonómica les ha denegado.

De similar modo ocurre en los helicópteros de incendios. En la flota de Sokol, que cubre diferentes zonas de España INAER ha hecho desaparecer la figura del copiloto –a quienes no se renovará la habilitación del modelo de helicóptero- y se les ha reubicado como operadores de radio.

La seguridad aérea es lo primero

La Sección Sindical de SEPLA en INAER – On Shore, que representa a la mayoría de los pilotos de helicópteros que hacen su trabajo en tierra, quiere mostrar su preocupación por las consecuencias que se puedan derivar de recortes tan radicales. INAER basa toda su campaña publicitaria en anunciar seguridad, cosa que no parece corresponderse con su política interna. SEPLA recuerda, además, que el año 2011 fue de los más accidentados de toda la historia española, con 11 accidentes mortales que acabaron con la vida de 20 personas. 11 de ellos eran trabajadores de INAER.

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas confía en que la situación creada por las políticas de la empresa no revierta en la seguridad de las operaciones. Los trabajos aéreos son un servicio público esencial para cualquier Comunidad. En este sentido, SEPLA insta a las Administraciones autonómicas a adoptar un papel más activo en la salvaguarda de la seguridad aérea, y no conformarse con hacer que la principal empresa adjudicataria de los servicios de helicópteros en España se limite a firmar el pliego de condiciones técnicas de estos servicios.