dreamair

Protesta en Aeropuerto de Sabadell por las tasas de Aena y la reducción de horarios

Imagen de la concentración realizada ayer en el Aeropuerto de Sabadell

Imagen de la concentración realizada ayer en el Aeropuerto de Sabadell

Pagar una tasa de pasajero de 9 euros por disfrutar de un vuelo en uno de los pequeños aviones que acoge el Aeropuerto de Sabadell. Esa es la enésima imposición de Aena a las empresas y pilotos privados que utilizan la instalación, cuando la actividad está bajo mínimos a causa de la crisis y del elevado precio del combustible. Por este motivo, ayer algo más de 50 personas realizaron una concentración de protesta frente al edificio terminal de Aena.

La movilización la había convocado la Asociación de Empresas y Operadores del Aeropuerto de Sabadell (AEOAS) y tenía por objetivo rechazar las nuevas tasas de pasajero -que se añade a la creación de otras que se implementaron en 2011-, y la reducción de horarios en 17 aeropuertos de la red Aena, entre los que figura el de Sabadell.

Esta reducción de horario, aunque en Sabadell es de sólo una hora al día, es de varias horas en otros aeropuertos, lo cual condiciona gravemente realizar desplazamientos en pequeños aviones por buena parte del territorio español. Asimismo, se criticó duramente el despilfarro de Aena, personificado en el nuevo edificio terminal del Aeropuerto. Se construyó en 2007, costó 3,5 millones de euros y aún hoy día no se ha estrenado. La torre de control, de 24 metros de altura, no está equipada.

Carles Martí, presidente del Aero Club Barcelona – Sabadell y de AOPA-Spain (entidad que agrupa los pilotos privados que poseen un avión) dijo que «Aena no se atreve a estrenarlo por el enorme costo que comporta su mantenimiento».

Durante el parlamento que dirigió a los concentrados explicó que Aena, al ser un ente que monopoliza la gestión aeroportuaria en España, actúa desde una «posición dominante», con una visión faraónica de los aeropuertos. Esta actitud comporta que los gastos se hayan disparado hasta alcanzar una deuda global que ronda los 14.000 millones de euros. Sabadell tiene su pequeña contribución en esa enorme déficit: en 2011 tenía una deuda acumulada de 6,23 millones de euros, mientras que sólo tuvo 0,63 millones de ingresos. Además, los gastos de explotación ascendieron a 7 millones de euros, de los que 1,45 millones correspondieron a gastos de personal.

Carles Martí dijo que para solventar esta situación Aena «reduce los costes reduciendo los horarios de los aeropuerto, con lo cual el problema interno que tiene lo traslada a las empresas». Y, además, con la prepotencia que caracteriza a un ente monopolístico, sube las tasas y crea otras nuevas, asfixiando la economía de las empresas que tratan de sobrevivir en un intenso y prolongado contexto de crisis.

Frente a esta actitud de Aena, manifestó que los operadores de la instalación sabadellense están a favor de pagar unas «tasas razonables, que aseguren la viabilidad de las empresas». Y comentó que en Europa, aeropuertos con pistas algo más grandes que las de Sabadell (citó los de Lausana en Suiza y Cannes en Francia, en los que con frecuencia operan jets) tienen un plantilla de operarios mucho más reducida que el de Sabadell, que tiene 39 empleados, de los que nueve son controladores aéreos. La clave está en que en los pequeños aeropuertos y aeródromos de Francia, Suiza, Reino Unido y otros países el personal realiza diversas funciones. Es decir, tienen menos plantilla pero es más flexible y polifacética.

En otro momento de su intervención, Carles Martí y Dora Hernández, presidenta de AEOAS, dijeron que el próximo 12 de noviembre mantendrán una reunión con representantes de Aena para tratar de revertir la situación y que las nueva tasa de pasajero se elimine.

Señalar por último que ambos elogiaron Ángel Luis Arias, director general de Aviación Civil, del que dijeron que es una profesional sensible a los problemas y las particularidades de la aviación general.