La industria de la aviación ve drásticamente reducidos sus ingresos por el coronavirus