Norwegian perdió 504 millones de euros durante el primer semestre del año

Aviones Boeing 737 MAX de Norwegian en el Aeropuerto de LLeida

Norwegian registró perdidas por valor de casi 504 millones de euros durante el primer semestre del año, periodo durante el cual transportó 5,31 millones de pasajeros. Son un 71% menos en comparación con el mismo periodo de 2019. 

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias al instante, clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Además, el impacto de la pandemia por Covid-19 obligó a la compañía a dejar en tierra 140 aviones y despedir a unos 8.000 empleados. Durante el segundo trimestre, Norwegian sólo operó entre siete y ocho aviones en rutas nacionales dentro en Noruega. 

Norwegian logró la conversión de deuda en capital, obtuvo acceso a garantías de crédito del Gobierno noruego por valor 285 millones de euros y realizó una oferta pública de acciones, además de implementar una serie de medidas de reducción de costes. Aun así, Norwegian tiene por delante un período de grandes desafíos.

«Cuando entramos en 2020, esperábamos un resultado positivo y el mejor verano de nuestra historia, gracias a exitosas iniciativas de ahorro de costes y a una operación más eficiente. Luego nos vimos afectados por el COVID-19 y la demanda de los clientes se detuvo literalmente de un día para otro, ya que se introdujeron, por todo el mundo, restricciones y recomendaciones de viaje gubernamentales».

«Durante estos últimos meses hemos estado trabajando incansablemente para asegurarnos de que podemos salir de esta crisis como una empresa más fuerte y bien posicionada de cara a la competencia futura. Algunas de estas medidas han sido dolorosas, pero totalmente necesarias si queremos salir adelante», ha declarado el consejero delegado de Norwegian, Jacob Schram.

Durante los primeros seis meses de 2020, 5,3 millones de clientes viajaron con Norwegian, en comparación con los 18,1 millones durante el mismo período del año anterior. La producción se redujo en un 69% y el tráfico de pasajeros disminuyó en un 72%.

La ocupación media fue del 78,2%, una disminución de 6,5 puntos porcentuales en comparación con el primer semestre de 2019. Tanto el cálculo de la ocupación como el de la producción se han ajustado de acuerdo con el bloqueo obligatorio del asiento intermedio que el Gobierno noruego decretó en las rutas nacionales en Noruega durante el segundo trimestre de 2020.

Incertidumbre de cara al futuro

El 1 de julio, Norwegian reabrió 76 rutas, puso en servicio 15 aviones adicionales y rescató a más de 600 empleados para el servicio activo. El mercado todavía es muy incierto, debido sobre todo a los cambios en las recomendaciones de viaje por parte de gobiernos de toda Europa. Tan pronto como un gobierno cambia sus recomendaciones de viaje, la demanda se ve afectada de inmediato. En el futuro, la compañía seguirá ajustando su cartera de rutas de acuerdo con la demanda y las recomendaciones de viaje de los gobiernos.

«La crisis del Covid-19 ha afectado de manera especialmente dura a la industria de la aviación y al sector de los viajes, y la mayoría de sus empresas necesitan el apoyo de los gobiernos para sobrevivir. Vemos que nuestros principales competidores reciben un considerable apoyo de sus gobiernos en forma de liquidez, ya que la aviación representa la columna vertebral de las infraestructuras. Estamos agradecidos por la garantía de préstamo que nos proporcionó el Gobierno noruego, y que trabajamos arduamente para obtener. Sin embargo, dadas las condiciones reinantes en el mercado, ello no es suficiente para superar esta crisis», concluyó Schram.