Un A330-200F de DHL volará mañana de Leipzig a Nueva York ahorrando combustible

Prevé reducir el consumo de queroseno en 1.000 kg.

DHL

DHL Express realizará mañana 1 de julio un innovador vuelo de demostración. En su travesía desde el HUB de DHL en Leipzig hasta el Aeropuerto Internacional JFK de Nueva York, un A330-200F está programado para consumir una cantidad considerablemente menor de combustible y generar una gran reducción de emisiones de CO2.

Esto ha sido posible gracias a que el espacio aéreo está menos ocupado como resultado de la pandemia de Covid-19. La aerolínea operativa de DHL, European Air Transport GmbH, ha identificado más de 50 acciones para conseguir un «vuelo perfecto» que ahorrará combustible y reducirá las emisiones de CO2.

Algunas de estas acciones pasan por el lavado del motor antes del vuelo, una mejor optimización aerodinámica de la ruta utilizando un sistema de planificación de vuelo de última generación, una ruta de despegue óptima (ascenso sin restricciones a altitud de crucero desde el aeropuerto de Leipzig / Halle) y el mejor procedimiento de descenso posible en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York, donde el avión puede descender en un ángulo constante, con una potencia mínima del motor.

El ‘vuelo perfecto’ se llevará a cabo en condiciones reales de operación, con el avión cargado a su capacidad habitual (aproximadamente 60 toneladas de carga). El vuelo está programado para despegar desde el Hub de DHL en Leipzig / Halle mañana alrededor de las 3:15 (horario de verano de Europa Central). La llegada a la ciudad de Nueva York está programada para las 12:05 pm (CEST) del mismo día. DHL Express desarrolló un escenario de vuelo óptimo en cooperación con todas las unidades de control de tránsito aéreo y otros socios de aviación a lo largo de la ruta atlántica, incluido el Control de Tránsito Aéreo Alemán (DFS), Eurocontrol, NATS (Servicios nacionales de tránsito aéreo, Reino Unido), IAA (Autoridad de Aviación Irlandesa) ), Shanwick Oceanic Control, NavCanada, ISAVIA (Islandia), IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo), FAA (Administración Federal de Aviación) y PANYNJ (Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey).

DHL

Un total de 13 instituciones participantes se han comprometido a dar apoyo a una ruta de vuelo y altitud óptimas, teniendo en cuenta las condiciones climatológicas reales, el viento y el tráfico aéreo durante el vuelo.

Se prevé que el ahorro de combustible del vuelo sea de 1.000 kg, lo que corresponde a una reducción de CO2 de 3.150 kg.

Roy Hughes, Vicepresidente Ejecutivo de DHL Network Operations Europe, ha afirmado: «Estamos encantados de tener tantos socios a bordo para este vuelo. Juntos nos hemos preparado a fondo y esperamos su ejecución, así como los resultados. Nuestro ‘vuelo perfecto’ puede demostrar una ruta para hacer que la carga aérea sea más eficiente con el menor consumo de combustible posible y una reducción de las emisiones de CO2. Con este vuelo de demostración podemos obtener información importante para la industria del transporte aéreo y contribuir a alcanzar la meta climática de cero emisiones netas del transporte del Grupo Deutsche Post DHL».

Esta es solo una de las muchas iniciativas que el Grupo Deutsche Post DHL está implementando para lograr que la logística y la aviación sean lo más ecológicas posible. Con medidas como la actual renovación de la flota A330-200F y la adquisición de 14 nuevos aviones Boeing 777F que generan hasta un 18% menos de emisiones de CO2, así como la construcción de un centro logístico ecológico en el aeropuerto de Colonia / Bonn en 2019, la compañía ha invertido mucho en la modernización de sus operaciones de carga aérea en los últimos años.

Además, Deutsche Post DHL Group utiliza alternativas ecológicas a los combustibles convencionales en varias operaciones. En el marco de su membresía de aireg e.V. y Global Alliance Powerfuels, la compañía está avanzando en el desarrollo de combustibles sostenibles como el biocombustible o el e-fuel. Para el transporte por carretera, los vehículos eléctricos de reparto ya representan una proporción significativa de la flota de la compañía.