El Gobierno francés inyecta 15.000 M€ para salvar el sector aeronáutico