El Grupo Lufthansa cierra Germanwings y dará de baja al menos 40 aviones

Cockpit de un Airbus A380de Lufthansa / AeroTendencias.com

La Junta Ejecutiva del Grupo Lufthansa no espera que la industria de la aviación regrese a los niveles previos a la crisis del coronavirus en un corto plazo de tiempo. Según explica la empresa en un comunicado, «pasarán meses hasta que las restricciones globales de viaje se eliminen por completo y años hasta que la demanda mundial de viajes aéreos vuelva a los niveles anteriores a la crisis».

Sobre la base de esta evaluación, hoy la Junta Ejecutiva ha decidido adoptar una serie de medidas para reducir la capacidad de las operaciones de vuelo y la administración a largo plazo. Las decisiones tomadas hoy afectarán a casi todas las operaciones de vuelo del Grupo Lufthansa.

En Lufthansa, seis Airbus A380 y siete A340-600, así como cinco Boeing 747-400 serán desmantelados de forma definitiva. Además, 11 Airbus A320 serán retirados de las operaciones de corta distancia.

Los seis A380 ya estaban programados para la venta a Airbus en 2022. La decisión de eliminar siete A340-600 y cinco Boeing 747-400 se ha tomado en base a las desventajas ambientales y económicas de estos tipos de aviones. Con esta decisión, Lufthansa reducirá la capacidad en sus centros en Frankfurt y Munich.

Además, Lufthansa Cityline también retirará tres aviones Airbus A340-300 del servicio. Desde 2015, la aerolínea regional ha estado operando vuelos a destinos turísticos de larga distancia para Lufthansa.

Eurowings también reducirá el número de sus aviones. En el segmento de corta distancia, se planea eliminar 10 Airbus A320 adicionales. El negocio de larga distancia de Eurowings que se ejecuta bajo la responsabilidad comercial de Lufthansa también se reducirá.

Desaparece Germanwings

Además, la implementación del objetivo de Eurowings de agrupar las operaciones de vuelo en una sola unidad, que se definió antes de la crisis, ahora se acelerará. Las operaciones de vuelo de Germanwings se suspenderán. Todas las opciones resultantes de esto deben discutirse con los sindicatos respectivos.

Los programas de reestructuración ya iniciados en Austrian Airlines y Brussels Airlines se intensificarán aún más debido a la crisis del coronavirus. Entre otras cosas, ambas compañías están trabajando para reducir sus flotas. Swiss International Air Lines también ajustará el tamaño de su flota al retrasar las entregas de nuevos aviones de corta distancia y considerar la eliminación temprana de los aviones más antiguos.

Además, las aerolíneas del Grupo Lufthansa ya han rescindido casi todos los contratos de arrendamiento con otras aerolíneas.

El objetivo sigue siendo el mismo para todos los empleados afectados por las medidas de reestructuración: ofrecer a tantas personas como sea posible un empleo continuo dentro del Grupo Lufthansa. Por lo tanto, las conversaciones con los sindicatos y los consejos de trabajadores se organizarán rápidamente para discutir, entre otras cosas, nuevos modelos de empleo para mantener la mayor cantidad de empleos posible.