dreamair

El Aeropuerto de Barcelona redujo el consumo de gas natural en un 18% durante 2011

Usuarios del aeropuerto de Barcelona, en la T1 de la instalación / Foto: JFG

El Aeropuerto de Barcelona-El Prat siguió optimizando la gestión de sus recursos y residuos durante el 2011. Pese al crecimiento de pasajeros (un 17% anual respecto al año anterior), la mayoría de indicadores señala una reducción en el consumo de los recursos. Eso se traduce en que la instalación ha sido más eficiente teniendo en cuenta que ha utilizado menos recursos para servir a más personas. El departamento de Medio Ambiente de la instalación realizó 141 controles a empresas concesionarias y contratistas para velar por la correcta gestión de los recursos.

 

Por apartados, el consumo de Gas Natural en el aeródromo barcelonés pasó de 4 millones de m3 en 2010 a 3,337 millones, lo que supuso una reducción del 18%. No obstante, si tenemos en cuenta el consumo por pasajero, el ahorro fue del 30% y especialmente destacado en la terminal T2, donde el consumo cayó un 10% mientras que los usuarios subían un 59%.

La implantación del real decreto RD 1826/2009, que regula la temperatura de los espacios públicos que requieren climatización, y el incremento de la temperatura media durante los meses de frío del 2011 (unos 2º C superior a la del año anterior) fueron los motivos principales de este ahorro.

Consumo de electricidad y agua

En 2011 el consumo eléctrico del Aeropuerto de Barcelona-El Prat fue de 189,6 millones de kW/h, un 2% menor al de 2010 (193,9 millones de kW/h). Teniendo en cuenta el crecimiento de usuarios de 2011, el ahorro fue de un 16%. En este caso, además de la disminución producida por el RD 1826/2009, la reducción de la iluminación en las terminales durante las horas sin tráfico aéreo es la principal clave del ahorro.

Por otro lado, el consumo de agua pasó de 1.200.066 m3 en 2010 a 1.084.136 en 2011, una reducción de 10% en términos totales o del 22% si tenemos en cuenta la variación del tráfico de pasajeros. El principal aspecto que explica este ahorro es la puesta en funcionamiento de una planta de Osmosis exclusiva para el aeropuerto.

Segregación de residuos y consumo de carburante

El gasto de gasoil y gasolina de los vehículos que operan en el interior del Aeropuerto de Barcelona-El Prat ha evolucionado a la baja desde 2006, cuando se puso en marcha una campaña de formación en conducción eficiente por la que han pasado el 65% de los trabajadores con permiso de conducción interno. Entre 2010 y 2011 disminuyó el consumo total en
un 2% (de 120.947 a 118.249 litros) y el consumo por vehículo en un 1% (en parte gracias a los vehículos eléctricos adquiridos recientemente).

Por último, el porcentaje de residuos segregados para reciclaje pasó del 33% del total de los residuos generados en 2010 al 31% durante el año pasado. Este porcentaje se compone de un 3% en los residuos orgánicos, 7% en los envases, 16% en papel, 4% de vidrio y 1% de otros productos reciclables.