El Aeropuerto de Barcelona abrirá la Terminal T2 el 15 de junio

Terminal T2 del Aeropuerto de Barcelona / Aena

El Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat pondrá nuevamente en servicio la Terminal T2, a partir del 15 de junio, adaptando sus instalaciones a la situación operativa actual y a todas las medidas sanitarias implantadas para facilitar la seguridad sanitaria de los pasajeros.

El aeropuerto tendrá operativas las Terminales T1, T2A y T2B. La Terminal T2C no estará operativa. Aena recomienda a los pasajeros que viajen en los próximos días que consulten con su aerolínea, puesto que, si su vuelo de retorno es durante el día 15 de junio o en una fecha posterior, la terminal de llegada podría ser diferente de la utilizada en el vuelo de ida.

Con TELEGRAM recibirás al instante en tu móvil nuestras noticias. Clica aquí y síguenos:  t.me/aerotendencias

Se trasladarán a la Terminal T2 todas las compañías que habitualmente operaban en ella. Todos los vuelos de salida en la Terminal T2 facturarán en la zona T2B. El acceso a las puertas de embarque se realizará únicamente a través del filtro de seguridad de la zona T2B, mientras que las llegadas se repartirán en la T2B para los vuelos nacionales y Schengen, y la T2A para los No Schengen. Las aerolíneas de la Terminal T1 mantendrán su operativa habitual.

De acuerdo al Real Decreto-ley 26/2020, el acceso a las terminales se realiza por los accesos señalizados y solo se permite la entrada a los pasajeros que dispongan de billete o tarjeta de embarque válidos y a los acompañantes estrictamente necesarios de pasajeros que requieran asistencia especial, de menores de edad o con causa debidamente justificada. También se permite el acceso a clientes de Rent a Car que vayan a devolver o a recoger un vehículo, con documento justificativo.

Los pasajeros de la Terminal T2 podrán acceder a las instalaciones a través de las puertas situadas en ambos extremos de la Terminal T2B. Se habilitarán los accesos al edificio situados frente a la recogida de equipajes de la T2B y en el edificio intermodal. También se reabrirá el acceso a la Terminal T2 desde la pasarela de enlace con la estación de Renfe, para los pasajeros que vengan en tren.

Las instalaciones recuperarán el servicio gratuito de lanzadera entre las dos terminales, que durante los meses en que la Terminal T2 se ha mantenido inoperativa se podía realizar a través del metro o de la línea L46 de TMB y cuyo trayecto estaba incluido en la tarifa integrada.

Para el estacionamiento, quedará operativo el aparcamiento de superficie de la Terminal T2B a partir del 1 de junio, así como el parking express de la Terminal T2, que también volverá a entrar en funcionamiento. Se han habilitado dos zonas de espera para acompañantes en el exterior del edificio, una delante de la zona de llegadas de la T2B y otra en la Terminal T2A.

La Terminal T2 contará con todas las medidas para garantizar la seguridad sanitaria de los pasajeros, por las que el Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat ha recibido la certificación del programa de “Airport Health Accreditation” del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), un programa que evalúa el cumplimiento de las medidas sanitarias recomendadas por ACI, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la EASA, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) y las guías de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Inversiones en las instalaciones

Durante los meses en los que la terminal no ha estado operativa, no se ha renunciado a seguir con los proyectos de mejora y modernización. La Terminal T2 es imprescindible para el futuro del Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat y todos los planes de desarrollo del aeropuerto cuentan con esta terminal como una pieza estratégica para asumir la demanda prevista.

Estas actuaciones de modernización de los equipos e instalaciones suponen una inversión para la Terminal T2 de más de 106 millones de euros por parte de Aena. Entre las principales actuaciones comprendidas en esta inversión se encuentran la construcción de una nueva estructura del sistema de tratamiento de equipajes de las Terminales T2B y T2C, la sustitución de 23 pasarelas de embarque (fingers) y sus sistemas asociados o la renovación de los equipos de climatización, junto a otras inversiones desarrolladas en el conjunto del aeropuerto.