dreamair

Concluyen los vuelos de prueba en el Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia

Los vuelos de verificación se han desarrollado de forma satisfactoria / Foto: Gobierno de la Región de Murcia

El consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio del gobierno de la Región de Murcia, Antonio Sevilla, anunció ayer que han concluido los vuelos de prueba, técnicamente conocidos como de calibración y maniobra, en el Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia (AIRM), llevados a cabo durante toda esta semana. Antonio Sevilla señaló que estos vuelos son fundamentales para la obtención de las necesarias autorizaciones aeroportuarias para la navegación, como uno de los trámites para la puesta en funcionamiento de esta nueva infraestructura en el que está trabajando su departamento desde que concluyeron sus obras.

El titular de Obras Públicas mostró su satisfacción porque las citadas maniobras se han desarrollado de manera impecable, pues «representa un paso más para el despegue de un proyecto estratégico para la economía y el desarrollo de la Región, reconocido por el conjunto de la sociedad y apoyado por las distintas organizaciones económicas y sociales regionales».

El AIRM ya obtuvo, a principios de febrero, la autorización del recinto aduanero por parte del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que estará vinculado a la Dependencia Provincial de Aduanas e Impuestos Especiales de Murcia de la Delegación Especial de la Agencia Tributaria en esta Comunidad.

Actualmente, la sociedad concesionaria del aeropuerto está tramitando diversos procedimientos, bajo la supervisión de la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, entre los que destacan la certificación del Aeropuerto por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), la estructuración del espacio aéreo y la prestación servicios CNS (mantenimiento, sistemas e instalaciones aeroportuarias), la prestación de los servicios ATS (Servicio de Tránsito Aéreo) y la prestación del servicio AIS (Servicio de Información Aeronáutica).

Por otra parte, está pendiente de autorización el puesto fronterizo en el AIRM y los informes de la Agencia Estatal de Meteorología AEMET, la seguridad aeroportuaria (dotación de medios y convenio) y el plan de autoprotección.

Antonio Sevilla recordó la novedad que supone el modelo del aeropuerto, de financiación privada y titularidad pública, que «nos dotará de una infraestructura que supondrá un nuevo estímulo para el crecimiento del turismo y el comercio exterior, lo que dará oportunidades laborales y de desarrollo económico a la Región».

Verificación de sistemas de navegación aérea

Los vuelos de prueba que se han desarrollado esta semana se han realizado con una aeronave propiedad de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) que cuenta con la última tecnología para verificar los sistemas de información de la nueva infraestructura aeroportuaria.

Por un lado, se han realizado lo que se denomina los vuelos de ‘calibración’, que consisten en sobrevolar el espacio aéreo del AIRM para comprobar que las referencias o señales de tierra por las que se guían las naves, conocidas como radio-ayudas, están ajustadas a la normativa.

Además, se han llevado a cabo los vuelos de ‘maniobra’ para certificar la adecuación de la trayectoria que deben recorrer los aviones que aterricen en el aeropuerto. Previamente a este vuelo, se diseñó un estudio de los obstáculos geográficos que existen en el entorno del emplazamiento del aeropuerto.

El consejero explicó que, una vez realizados los vuelos, AENA tendrá que elevar un informe sobre la verificación de los sistemas de navegación aérea y definición del espacio aéreo a la Comisión Interministerial de Fomento y Defensa (CIDEFO).