dreamair

El Aeropuerto de Ciudad Real celebra su apertura al tráfico aéreo con el ‘bautizo’ del primer avión de su nueva etapa

El Aeropuerto de Ciudad Real celebró anoche su apertura al tráfico aéreo nacional e internacional con un acto simbólico organizado por Ciudad Real International Airport, CRIA, que consistió en el aterrizaje y “bautizo” del primer avión que toma tierra en este aeródromo en su nueva etapa, una vez ha recuperado la licencia de vuelo del Ministerio de Fomento.


El vuelo de un Boeing 737, en el que viajaban cuatro directivos de CRIA y la tripulación, aterrizó a las 21.02 horas de la noche y fue “bautizado” por los servicios de bomberos del Aeropuerto.

CRIA, con su presidente Rafael Gómez Arribas al frente, quiso celebrar el inicio de esta nueva etapa brindando con un grupo reducido de personas, familiares, amigos y autoridades, que han confiado y apoyado a la compañía en estos últimos años, entre ellas la consejera de Economía, Patricia Franco, la de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, o la alcaldesa de Puertollano, Isabel Rodríguez, así como todos los alcaldes del Campo de Calatrava. La alcaldesa de Ciudad Real y el resto de la Corporación, que habían confirmado asistencia, no pudieron asistir debido a la celebración de un pleno municipal que se alargó más de lo previsto.

Tras el brindis, el presidente de CRIA aseguró que ocho años después la compañía tiene por delante un reto importante que se va a afrontar con responsabilidad y trabajo. «Creo que lograremos el éxito, vamos a dejarnos la piel en desarrollar y sacar adelante el aeropuerto», dijo.

Rafael Gómez Arribas, que agradeció el apoyo de autoridades locales y regionales, así como la confianza en el proyecto del juez Carmelo Ordóñez, se refirió también a la nueva etapa que comienza ahora: «Creemos que nos vamos a quedar cortos en las expectativas que teníamos cuando hicimos el plan de negocio hace cuatro años. Se va a invertir más dinero de lo que pensábamos y se van a crear más puestos de trabajo, no es dinero que vaya a invertir CRIA, es dinero y puestos de trabajo que van a crear esos inversores», explicó.

Patricia Franco, por su parte, destacó que con este acto simbólico se lanza un mensaje de normalización de la actividad aeronáutica en el Aeropuerto de Ciudad Real cuyo proyecto va a amplificar el desarrollo económico de la región y del país, «y no solo en términos de movimientos de mercancías o de la estrategia logística, sino también por todo el desarrollo industrial y la captación de inversores que podemos llevar a cabo». La consejera aseguró que el Gobierno regional va a incorporar el catálogo del suelo del aeródromo a su actividad de captación extranjera para atraer industria, capacitación tecnológica y proyectos innovadores.

Sobre el Aeropuerto de Ciudad Real

El Aeropuerto de Ciudad Real inició ayer jueves 12 de septiembre una nueva etapa dirigida a convertirse en un polo de desarrollo empresarial y para la exportación que genere empleo y riqueza ofreciendo soluciones, económicas, a todo tipo de empresas y proyectos.

Gestionado por Ciudad Real International Airport, CRIA, el aeródromo está impulsando un modelo de negocio que pasa por explotar la potencialidad industrial y la capacidad logística de este Aeropuerto, cuyo valor añadido reside en su emplazamiento estratégico en pleno centro de la Península Ibérica y con conexiones ferroviarias, alta velocidad y convencionales, y autovías de gran capacidad. Uno de los objetivos es captar volumen de negocio relacionado con las venta online a través de internet.

Terminal del Aeropuerto de Ciudad Real

CRIA pone a disposición de los inversores más de 8 millones de metros cuadrados de zona industrial en un aeropuerto privado de uso público, que inicia su actividad como aeropuerto AFIS Verificado, además de su terminal de carga, de 7.200 metros cuadrados y con capacidad de procesamiento de 78.000 toneladas/año. Cuenta además con zona de aparcamiento de para la aviación comercial y general y terminal de pasajeros.

Todo ello en un emplazamiento estratégico en pleno centro de la Península Ibérica y con conexiones ferroviarias, alta velocidad y convencionales, y autovías de gran capacidad.